¿Son los “seis millones” una cifra simbólica, que se empleó en la primera guerra mundial?

2017-08-14

¡Repámpanos! ¡Aquí pone cinco millones de judíos!

Una de las novedades del discurso revisionista desde que existen las hemerotecas digitales, sin duda fruto de su falta de sentido común, ha sido sorprenderse al saber que la palabra “holocausto” existía antes de la segunda guerra mundial. E incluso, cielos, que la cifra de “seis millones” se ha utilizado antes.

Aclaremos el primer asunto consultando el diccionario de la Real academia de la lengua española: la palabra viene del latín tardío, y este del griego; para ser más precisos, fue una creación de los traductores del Antiguo Testamento del hebreo y el arameo al griego koiné en los siglos III y II antes de Cristo,  realizada para los judíos de la diáspora que sólo hablaban griego. Así que sí, es un término con bastante uso antes del siglo XX. De hecho, parece que su primer uso moderno como sinónimo de matanza genocida lo hizo Churchill… en relación con la matanza de armenios en el imperio otomano durante la primera guerra mundial , y de hecho los judíos llevan años intentando que se emplee el término Shoá (eh hebreo catástrofe, más o menos) sin demasiado éxito.

Lo segundo es aún más peliagudo. Parece que si alguien escribió algo antes sobre seis millones de judíos en peligro antes de 1945, está confirmando la idea de que los “seis millones” es una cifra simbólica que llevan utilizando los israelitas desde el alba de los tiempos para quejarse cuando que los persiguen, o que, por lo menos, ya estaba de moda en la primera guerra mundial…

Sigue leyendo

¿Víctimas polacas o judías? Las placas de Auschwitz, antes y después de 1989

img_03

¿Dónde pone, en la primera placa, que fueran judíos?

Uno de las mentiras más repetidas por internet acerca de los “logros del revisionismo”, que incluso figura indirectamente en la wikipedia en español (consultado el 12-8-17) dice que los malvados “aliados” proclamaban que en Auschwitz habían muerto cuatro millones de personas. Lo ponía “en una placa” situada en el memorial del campo. En realidad eran varias, en distintos idiomas, polaco, ruso, inglés, francés y alemán. Al caer el comunismo en Polonia, después de 1989,  estas placas se cambiaron por otras en las que se indicaba que fueron alrededor de millón y medio. Pero sobre todo, además especificaba por primera vez que fueron mayoritariamente judíos de varios países de Europa.  Sigue leyendo

¿Es el World Almanac una fuente sólida y fiable?

 

World_Almanac_2018

Las enciclopedias tipo Reader’s Digest no son fuentes fiables, ni rigurosas.

El estadounidense World Almanac, descendiente del Zaragozano y de otras publicaciones de este tipo, lleva editándose desde 1868. Cada año publica series de datos de todo tipo, se supone que actualizándolos anualmente, si procede. Este tipo de publicaciones venden, incluso hoy día, millones de ejemplares, incluso contando con todo su contenido en internet. Otro almanaque, menos popular pero sin duda con más prestigio, es The CIA World Factbook, que publica y firma nada menos que la CIA. y eso que su contenido puede consultarse íntegramente aquí.

Ahora bien, aunque se usen para realizar trabajos escolares, o como argumento en una discusión de bar, de hecho son mucho menos fiables que, por ejemplo, El libro Guinness de los récords, que por lo menos hasta 1995 verificaba de forma rigurosa sus registros. Ahora bien ¿quién comprueba y verifica el alud de cifras del World Almanac?

Sigue leyendo

Masacres en la campaña de Francia de 1940. Prisioneros negros.

1024px-AOFMap1936

África Occidental Francesa en 1936. Mapa de L’Illustration, 29 février 1936, p. 261 (vía wikimedia)

En 1919, y tras los buenos resultados conseguidos durante la primera guerra mundial con el empleo de tropas coloniales en Europa, se proclama la ley de reclutamiento obligatorio en la África Occidental Francesa, una de las colonias más extensas del mundo, que abarcaba desde Mauritania hasta Níger. Sin embargo, y como con el contemporáneo sistema de caciques españoles. en la práctica sólo prestan servicio los más pobres de las diferentes aldeas, y aquellos que quieren salir de ellas, labrarse un porvenir, o seguir sus tradiciones guerreras. De hecho habrá miembros de tribus del golfo de Guinea sirviendo como askaris en lugares tan remotos como el África Oriental Alemana, la actual  Tanganika. Los alemanes hacia 1910, después de varias revueltas en casi todas sus colonias,  pagaban a sus tropas africanas el doble que los británicos, con lo que podían seleccionar candidatos de todo el continente.

Al comienzo de la segunda guerra mundial  se estima que unos 100.000 africanos occidentales sirven en el ejército colonial francés. No parece mucho para un territorio tan extenso, más de siete veces Francia (o nueve veces España) pero la población no llega a los 13 millones. De esos 100.000, una cuarta parte se queda para proteger esta y otras colonias, y los tres cuartos restantes se envían a Europa. Después de la experiencia de la primera guerra mundial, los africanos y el resto de contingentes coloniales son repartidos en unidades mixtas con otras metropolitanas, llamadas divisiones de infantería colonial (DIC). Por ejemplo, la 4º DIC cuenta con el 16º y 24º regimientos de tiradores senegaleses, y el 2º regimiento de infantería colonial, formado por soldados blancos y miembros de otras colonias. La inmensa mayoría de los oficiales y suboficiales son blancos, así como las unidades de artillería y otros servicios, de una forma bastante parecida a las divisiones del ejercito angloindio. Y si los gurkhas tienen sus cuchillos kukri, a los “senegaleses” (a fin de cuentas, la colonia más habitada, y donde está la capital) los franceses les proporcionan el coupe-coupe, un cuchillo, o más bien machete, de unos 40 cm. Sigue leyendo

Werner Heyde. La psiquiatría en los campos de concentración, los Totenkopf y la Aktion T4.

Werner Heyde figura en los libros de historia del III Reich por dos motivos. En las historias militares, o de las SS, es el joven psiquiatra que despejó las dudas de Himmler acerca de la cordura y buen juicio de Theodor Eicke. A raíz de sus informes, Eicke pasó de estar recluido en una clínica psiquiátrica, a ser nombrado comandante del mayor campo de concentración (KZ) de Alemania, Dachau, desde junio de 1933. A partir de ahí Eicke desarrolló una singular carrera como organizador de todo el sistema de campos de concentración del III Reich, previo asesinato de Ernst Röhm en la llamada Noche de los cuchillos largos. En 1940 abandonó estas responsabilidades para liderar una división con el personal de sus campos. Terminó muriendo en el frente, cuando su Storch fue derribado el 26 de febrero de 1943. Quizás debido a esa temprana muerte, todo el personal de los KZ, en los juicios de la posguerra, atribuyeron a su formación la crueldad y dureza del sistema. Ellos sólo seguían las órdenes de Eicke. Nada más.

Pero regresemos a Werner Heyde. Sigue leyendo

Oficiales de las Waffen SS que también sirvieron en campos de concentración, exterminio, y Einsatzgruppen

Entre los aficionados a la historia militar, en ocasiones existe cierta confusión sobre si los miembros de las SS armadas (SS-Verfügungstruppe, más adelante Waffen-SS) eran simplemente soldados profesionales, y que no tenían nada que ver con el personal de los campos de concentración (SS-Totenkopfverbände)  o las SS “normales” (SS Allgemeine) Es decir, si las siglas comunes eran algo así como una simple coincidencia, y que el personal de una organización no tenía que ver con el de las otras. Que Theodor Eicke, primer inspector del Konzentrationslager  muriera como comandante de la división Totenkopf es una coincidencia. Que Joaquim Peiper sirviera entre enero y marzo de 1936 en Dachau, y que como adjutant administrativo de la oficina de Himmler, participase en la planificación de la administración de Polonia, y visitase con él campos de concentración, guettos, etc., no quita que después fuera un destacado oficial de combate.

A continuación reproduzco dos tablas con los oficiales de las Waffen SS que a su vez sirvieron en campos de concentración, incluso de exterminio, así como en los Einsatzgruppen. El servicio en estas unidades se daba tanto antes como después de estar destinados a unidades de combate, y los motivos podían ser muy diversos: personal destinado al frente oriental como castigo, heridos incapacitados para el servicio en el frente,  o simple necesidad de sus capacidades profesionales, según las circunstancias de cada uno. Por ejemplo, Josef Mengele, el famoso médico de Auschwitz desde 1943, fue reclutado en 1940 por la Wehrmacht, y fue voluntario a las Waffen SS, sirviendo en la 5º SS Division “Wiking”, donde ganó la cruz de hierro de 2º y 1º clase. Una herida en una pierna hizo que en 1942 se le declarara no apto para el frente.

Por supuesto esta tabla cuenta sólo los oficiales, no suboficiales y tropa, que también sirvieron en  la ejecución del genocidio. El Einsatzgruppen A,  por ejemplo, adscrito al grupo de ejércitos Norte, de 990 integrantes 340 pertenecían a las Waffen SS. Otro tercio era de las distintas policías del Reich, y el restante de personal de servicio (conductores, intérpretes, operadores de comunicaciones…) suministrados por la Wehrmacht.

Habrá que recordar que uno de los objetivos declarados de las Waffen SS era proporcionar a las fuerzas policiales el prestigio que entrañaba el participar en combate, y que nadie pudiera reprocharles que se habían dedicado a labores de retaguardia mientas la nación luchaba en el frente. En cuanto a las unidades extranjeras, en su inmensa mayoría oficiales y suboficiales eran alemanes o volkdeutsche. Al final de la guerra muchos batallones de policia auxiliar o servicios uniformados de poblaciones del este (estonios, letones. ucranianos, en menos proporción lituanos) pasaron en batallones enteros de servir en campos de concentración o labores antipartisanas a las Waffen SS. Esto no significaba que se convirtieran en miembros de las mismas de pleno derecho, sólo que servían en ellas; en muchas ocasiones no llevaban en el cuello las runas SS, sino símbolos nacionales. Sus miembros condecorados, incluso los escasos oficiales y suboficiales, no se inscribían en el libro de honor de las Waffen SS.

Número

División

Oficiales que sirvieron en Kz/ Ks / campos de  exterminio

Oficiales que sirvieron en Einsatzgruppen

«Leibstandarte Adolf Hitler»

16

3

«Das Reich»

39

1

«Totenkopf»

159

1

«Polizei»

29

3

«Wiking»

45

«Nord»

57

«Prinz Eugen»

23

«Florian Geyer»

28

1

«Hohenstaufen»

22

2

10ª

«Frundsberg»

20

11ª

«Nordland»

12

12ª

«Hitlerjugend»

6

1

13ª

«Handschar» (Kroatische Nº 1)

9

14ª

«Galizische» o Galicia (Ukrainische Nº 1)

5

1

15ª

Lettische Nº12

5

16ª

«Reichsführer-SS»

17

1

17ª

«Götz von Berlichingen»

15

18ª

«Horst Wessel»

7

1

19ª

Lettische Nº2

3

1

20ª

Estnische Nº1

7

1

21ª

«Skanderbeg»

4

22ª

«Maria Theresia»

3

23ª

«Kama» (Kroatische Nº 2) Fue disuelta a finales de 1944. Los restos se trasladaron a la Nederland, con el mismo número 23.

5

23ª

Nederland, formada tras la disolución de la división 23ª “Kama”.

24ª

«Karstjäger»

1

25ª

«Hunyadi» (Ungarische Nº 1)

2

26ª

«Hungaria» (Ungarische Nº 2)

3

27ª

«Langemarck» (Flämische Nº 1)

5

28ª

«Wallonien»

0

29ª

(anteriormente «Brigada Kaminski», Russische Nº 1)

3

1

29ª

Italienische Nº 1

30ª

Russische Nr. 2

2

30ª

Weißruthenische Nº 1

2

31ª

31ª SS-Freiwilligen Grenadier Division

2

32ª

«30 Januar»

33ª

Ungarische Nº 3

33ª

«Charlemagne»

1

34ª

«Landstorm Nederland»

6

35ª

35ª SS-Polizei Grenadier Division

1

36ª

36ª Waffen Grenadier Division der SS

7

1

37ª

«Lützow»

0

38ª

«Nibelungen»

0

1

Glodsworthy, Terry: Valhalla’s Warriors: A history of the Waffen SS. Dog Ear Publishing. Indianapolis, Indiana, 2007 (muestra dos tablas separadas). Su fuente son los libros de French L. MacLean: The Camp Men: The SS Officers Who Ran the Nazi Concentration Camp System y The Field Men: The SS Officers Who Led the Einsatzkommandos – the Nazi Mobile Killing Units, Schiffer Military History, 1999 y 2001. De unos mil cien oficiales SS estudiados por Maclean con responsabilidades en el sistema concentracionario, unos quinientos habían servido en el frente, en las Waffen-SS. Las cifras no son definitivas, por ejemplo recientemente Charles Trang ha ampliado el número de oficiales  de la Totenkopf implicados de los 159 de MacLean a 259 en Totenkopf Archives,Editions Heimdal, Damigny 2011, pg. 277-285.

No escribir “tratamiento especial” de los judíos

No hay que escribir "tratamiento final"

No hay que escribir "tratamiento especial". (original de http://www.ns-archiv.de)

El Reichsführer de las SS

Puesto de mando
10 de abril de 1943

Núm. 1573/43

[Sello en gótica] Secreto de estado

Tgb. Nr.
-V.

2 ejemplares
Ejemplar número 2

Al Inspector de estadística, camarada Korherr,

Berlín
El Reichsführer de las SS [Himmler] ha recibido su informe estadístico sobre “la solución definitiva de la cuestión judía en Europa” [“Die Endlösung der europäischen Judenfrage”, las comillas son del original]. Su deseo es que nunca se hable de “tratamiento especial de los judíos” [“Sonderbehandlung der Juden”]. El párrafo 4 de la página 9 puede quedar redactado así:

“transporte de los judíos de las provincias orientales al territorio del oriente ruso:

Fueron trasladados [Es wurden durchgeschleust]
por los campos en el Gobierno General…
por los campos en el Warthegau…

Ninguna otra formulación será admisible.

Le devuelvo adjunto el ejemplar del informe, ya contraseñado por el Reichsführer de las SS, rogándole corrija la mencionada página nueve y lo remita de nuevo.

El Obersturmbannführer de las SS

1 documento adjunto.

El documento adjunto era el informe estadístico de Korherr, con datos hasta el 31 de diciembre de 1942. Aquí disponemos de una traducción al inglés, de Roberto Muehlenkamp, aquí la transcripción del alemán, con las correcciones propuestas en esta carta, y aquí una reproducción de los originales.  Ya contamos en el blog con la carta de Himmler a Kaltenbrunner en la que Himmler muestra su satisfacción, la respuesta de Korherr, y una nueva versión del informe estadístico, de seis páginas y media, que estuvo lista para ser presentada al Führer el día antes de su cumpleaños.

Signatura No 5196. Traducción de Poliakov, León; Wulf, Jose.f: El tercer reich y los judíos. Documentos y estudios(Das Dritte Reich und die Juden, 1959. Traducción de Carlos Barral y Gabriel Ferrater) Editorial Seix Barral, Barcelona 1960 pg. 204.

El contexto tratado en pg. 630-32 de Friedländer, Saul: El tercer Reich y los judíos (1939-1945) Los años del exterminio(The Years of Extermination: Nazy Germany and the Jews 1939-1945. Traducción de Ana Herrera). Galaxia Gutenberg- Círculo de Lectores, Barcelona 2009.

Hilberg, Raul: La destrucción de los judíos europeos (The destruction of european Jews 1961-2002, traducción de Cristina Piña Aldao). Akal, Barcelona 2005. pg.1350-1352.

Transcripción del alemán.

Reproducción del original.