Heydrich y los primeros Einsatzgruppen en Polonia

Como ya hemos señalado en otra ocasión, ya se crearon Einsatzgruppen (grupos especiales) para la captura y ejecución sumaria de opositores desde la primera anexión realizada por el III Reich, el Anschluss de Austria  a comienzos de 1938. Se volvieron a formar para la crisis de los Sudetes en octubre del mismo año, y se iban formando y disolviendo cada vez que eran necesarios para “limpiar” un nuevo territorio. Además de capturar y ejecutar personas, también estaban encargados de recopilar información y asegurar edificios oficiales con sus archivos e infraestructuras. Como responsables ante Heydrich, nunca estuvieron formados en exclusiva por miembros de las SS, sino que contaban con representantes de casi todas las policías alemanas, desde la Gerdarmerie (policía “rural,” de uniforme, como los carabineri italianos o la Guardia Civil española) a la Gestapo, (Geheime Staatspolizei, policía secreta del estado); “del SD (Sicherheitsdienst, Servicio de Seguridad, el contraespionaje) a la Kripo (Kriminalpolizei, policía criminal, encargada de investigar robos), etc. Prácticamente todos los organismos policiales, bajo el mando de Himmler y Heydrich, destinaron parte de su personal para estas tareas, más o menos esporádicas, hasta que llegó la gran expansión de Barbarroja. Pero su primer gran reto, como ya hemos visto, fue la “limpieza” de Polonia. Ya no se trataba de detener o asesinar a un par de miles de opositores.

El jefe de la Policía de Seguridad [Reinhard Heydrich]

PP(II) 288/39 secreto

Berlín, a 21 de septiembre de 1939.

Carta urgente a todos los jefes de los grupos de Einsatzgruppen:

Objeto: la cuestión judía en los territorios ocupados

Hago referencia a la sesión que hoy ha tenido lugar hoy en Berlín para recordar, una vez más, que el conjunto de medidas proyectadas (es decir, el objetivo final) debe mantenerse rigurosamente en secreto.

Es necesario distinguir entre:

  1. El objetivo final (que necesita plazos bastante largos para realizarse), y:
  2. Las etapas necesarias para alcanzar esto objetivo (que deben llevarse a cabo en el plazo más corto posible).

Las medidas propuestas requieren una preparación de las más minuciosas, tanto desde el punto de vista técnico como económico.

No hay que decir que los objetivos a alcanzar no pueden ser fijados en todos sus detalles aquí en Berlín. Las sugestiones y líneas directrices tienen como fin alentar a los jefes de los Einsatzgruppen a estudiar y organizar sus planes.

PS-3363. Poliakov, León: “Auschwitz. Documentos y testimonios del genocidio nazi” (Auschwitz , 1964. Traducción de Alfredo Pastor). Ediciones de Occidente, Barcelona 1965. pp 10-11 Sigue leyendo

No se permiten fotografías

Como acabamos de ver, la corrección de los soldados de este 11º ejército en el comienzo de Barbarroja está fuera de toda duda. Por ello Wöhler, el jefe del Alto Mando de este 11º ejército, tuvo que escribir la siguiente orden, nada menos que el 22 de julio de 1941. Hay que señalar que los verdugos, en esta ocasión, son las tropas rumanas en Balti, y que los alemanes son sólo testigos (NOKW-2523):

Ante un caso especial, es necesario señalar explícitamente lo siguiente.

Debido a la concepción que en la Europa oriental tienen de la vida, es posible que los soldados sean testigos de acontecimientos  (tales como ejecuciones masivas, asesinato de civilies, judíos y otros) que los alemanes no pueden impedir en este momento, pero que infringen muy profundamente su sentido del honor.

Cualquier persona normal tiene claro que no debe tomar fotografías de unos excesos tan desagradables ni informar de ellos cuando escribe a casa. La distribución de fotografías y la difusión de noticias sobre tales acontecimientos se considerarán una subversión de la decencia y de la disciplina en el ejército y serán estrictamente castigadas. Todas las fotografías, los negativos y los informes sobre dichos excesos deberán recogerse y enviarse a la Ic/AO del ejército, con una nota indicando el nombre del propietario.

Contemplar con curiosidad dichos procedimientos está por debajo de la dignidad del soldado alemán.

Hilberg, Raul: La destrucción de los judíos europeos (The destruction of european Jews 1961-2002, traducción de Cristina Piña Aldao). Akal, Barcelona 2005. pg.354

Otra orden semejante en el 6º ejército el 10 de agosto de 1941 se ha conservado como NOKW-1654 . También Heydrich el 12 de noviembre prohibió a sus hombres que tomasen fotografías. Se mandarían fotografías “oficiales”, sin revelar, a la RSHA IV-A-1 como asunto secreto del Reich.