Końskie, la masacre que Leni Riefenstahl negó haber visto

11 Otra foto de la masacre del 12 en la plaza Kosciuszko

07 en el mercado

Konskie, plaza Kosciuszko, 12 de septiembre de 1939. Fotos del Instituto Nacional de la Memoria de Polonia.

El 12 de septiembre de 1939 Końskie es una pequeña ciudad del centro de Polonia, a medio camino entre Varsovia y Cracovia, rodeada de bosques. En estos doce días de guerra, los alemanes han penetrado tan profundamente en el país que von Reichenau ha establecido en sus cercanías el cuartel general de su 10º Ejército. Hitler le visita, tras aterrizar en el aeródromo de Białaczów el día 10. Aún así la zona dista de ser segura para los invasores. Dos días antes se habían encontrado los cadáveres de seis soldados alemanes que al parecer habían sido sorprendidos durmiendo, y hoy un oficial de alto rango y cuatro soldados son encontrados muertos cerca del pueblo. Sus cuerpos son expuestos en una iglesia.  En septiembre de 1939 el 60% de los 10.000 habitantes de Końskie eran judíos. Sigue leyendo

Masacres en la campaña de Francia de 1940. Prisioneros negros.

1024px-AOFMap1936

África Occidental Francesa en 1936. Mapa de L’Illustration, 29 février 1936, p. 261 (vía wikimedia)

En 1919, y tras los buenos resultados conseguidos durante la primera guerra mundial con el empleo de tropas coloniales en Europa, se proclama la ley de reclutamiento obligatorio en la África Occidental Francesa, una de las colonias más extensas del mundo, que abarcaba desde Mauritania hasta Níger. Sin embargo, y como con el contemporáneo sistema de caciques españoles. en la práctica sólo prestan servicio los más pobres de las diferentes aldeas, y aquellos que quieren salir de ellas, labrarse un porvenir, o seguir sus tradiciones guerreras. De hecho habrá miembros de tribus del golfo de Guinea sirviendo como askaris en lugares tan remotos como el África Oriental Alemana, la actual  Tanganika. Los alemanes hacia 1910, después de varias revueltas en casi todas sus colonias,  pagaban a sus tropas africanas el doble que los británicos, con lo que podían seleccionar candidatos de todo el continente.

Al comienzo de la segunda guerra mundial  se estima que unos 100.000 africanos occidentales sirven en el ejército colonial francés. No parece mucho para un territorio tan extenso, más de siete veces Francia (o nueve veces España) pero la población no llega a los 13 millones. De esos 100.000, una cuarta parte se queda para proteger esta y otras colonias, y los tres cuartos restantes se envían a Europa. Después de la experiencia de la primera guerra mundial, los africanos y el resto de contingentes coloniales son repartidos en unidades mixtas con otras metropolitanas, llamadas divisiones de infantería colonial (DIC). Por ejemplo, la 4º DIC cuenta con el 16º y 24º regimientos de tiradores senegaleses, y el 2º regimiento de infantería colonial, formado por soldados blancos y miembros de otras colonias. La inmensa mayoría de los oficiales y suboficiales son blancos, así como las unidades de artillería y otros servicios, de una forma bastante parecida a las divisiones del ejercito angloindio. Y si los gurkhas tienen sus cuchillos kukri, a los “senegaleses” (a fin de cuentas, la colonia más habitada, y donde está la capital) los franceses les proporcionan el coupe-coupe, un cuchillo, o más bien machete, de unos 40 cm. Sigue leyendo

Carta pastoral del cardenal Hlond: El antisemitismo en Polonia, 1937

El cardenal Augustus Hlond (1881-1948), Primado de Polonia, ya ha salido en varias entradas de este blog, por el notable libro publicado en 1945 en España (en 1942 en EEUU,  México…), recogiendo distintas locuciones en Radio Vaticano de 1940. En ellas narraba los padecimientos de polacos católicos y de sus iglesias y bienes, sin mencionar nunca a los judíos. Y es que la Alemania nazi de los años treinta nunca tuvo el monopolio del antisemitismo, pero sus acciones, aún en una fecha tan temprana como 1937, resultaban repugnantes incluso para los antisemitas “clasicos”, como ya vimos con el Almirante Horty. Nótese que, pese a la dureza del primer párrafo, el cardenal condena la violencia indiscriminada contra los judíos, y la atribuye a oscuros intereses extranjeros, al mismo tiempo que pide un boicot a sus negocios y empresas.

Carta Pastoral del 9 de febrero de 1937.

Es un hecho que los judíos luchan contra la Iglesia católica, que están imbuidos de un pensamiento libre, que son la vanguardia de la impiedad, del movimiento bolchevique y de la acción subversiva. Es un hecho que la influencia judía en la moral es deplorable, y que sus compañías editoriales propagan la pornografía. Es cierto que son estafadores y que se dedican a la usura y al tráfico de blancas. Es cierto que en las escuelas la influencia de la juventud judía sobre la católica en general es negativa desde el punto de vista religioso y moral.

No todos los judíos son tal y como los describimos aquí. También hay judíos piadosos, justos, honrados, caritativos y bienintencionados. En muchas familias judías existe un espíritu familiar sano y edificante. Conocemos a algunas personas del entorno judío que son moralmente notables, nobles y respetables. Sigue leyendo

Hitler y la religión (II)

Una de las más tardías disquisiciones sobre la religión y el cristianismo de Hitler, en sus Conversaciones privadas, en la noche del 29 al 30 de noviembre de 1944. Repite la vieja tesis de Burnouf (1876), retomada por H.S. Chamberlain y posteriores antisemitas cristianos, acerca de que Jesús era “ario” y no judío. Conociendo lo que sabemos de sus opiniones sobre el cristianismo, desde  luego, es difícil de entender el predicamento que tiene el hitlerismo entre ciertos católicos ultramontanos. Sigue leyendo

En el hogar de la familia negacionista

At Home With The Denial Family (cartoon)

En el hogar de la familia negacionista

Original de ablueview.com.

Vía (y traducción) de La ciencia y sus demonios.

Viñeta 1: “Entonces chicos el holocausto nunca ocurrió….”
Viñeta 2: “…pero nosotros amamos a los judios”; “y también nos gustan los negros…”
Viñeta 3: “…a pesar de que Obama sea de Kenia”; “…y que el 11-S fue un complot interno.”
Viñeta 4: “…el cambio climático es un timo”; “la evolución es un fraude.”
Viñeta 5: “y tú, cariño, eres el padre de estos chicos tan brillantes.”
Viñeta 6: “un momento, ¡qué significa eso exactamente!”

La Cruz Roja alemana en la segunda guerra mundial

Enfermeras de la Cruz Roja Alemana jurando lealtad a Hitler

Enfermeras de la Cruz Roja Alemana jurando lealtad a Hitler

Otro tópico algo menos empleado por los “revisionistas”, es la actitud de la Cruz Roja durante la segunda guerra mundial. Un comentarista de este blog ha tenido la amabilidad de recordárnoslo:

“La cuestión aquí es la falsificación y tergiversación de distintos hechos. No mencionas los informes de la Cruz Roja sobre los campos de concentración…”

Lo cierto es que como argumento es bastante débil, aunque lo emplee también la IHR como la número 51 de sus conocidas “66 preguntas y respuestas del Instituto de Revisionismo Histórico”. La respuesta de Nizkor es más que concluyente. Realmente ¿alguien en sus cabales es capaz de pensar que los delegados de la Cruz Roja Internacional podían ir por donde quisieran? ¿Que las autoridades de los campos les dejarían ver algo que les fuera desfavorable?  Y a todo esto ¿Qué hacía la Cruz Roja alemana? Sigue leyendo

Informe de la censura de cartas alemana de Ucrania

El siguiente Informe de la censura de cartas alemana de Ucrania (ABP, Abwehrstelle Briefpost) muestra cómo la administración nazi seguía “el principio del Führer”… incluso cuando no expresaba su opinión en público Se saqueaba toda Ucrania sin el más mínimo escrúpulo, exceptuando los virtuosos funcionarios del servicio de censura postal.
Los paisajes trascritos en negrita corresponden a los subrayados del original.

La ABP [Abwehrstelle Briefpost, Departamento de censura de cartas] ha examinado en el último semestre [se supone 1-6 de 1943] miles de cartas de los alemanes del Reich instalados en Ucrania. Esas cartas muestras por un lado que gran parte de ellos participan animados y de buen grado en las grandes tareas y reflejan la poderosa estructura puesta en pie en el Este europeo. Sin embargo, dejan ver también un serio y grave fenómeno de descomposición. Las críticas y sentimientos negativos salta a veces a los ojos en algunas cartas, y los daños sufridos en Ucrania pueden quizá parecer por eso exagerados. El contenido de las cartas no deja ninguna duda sobre la existencia de daños que pueden amenazar seriamente los intereses del Reich y socavar los grandes proyectos de construcción. Sigue leyendo