Respuesta a Haverbeck de Norbert Frei, editor principal de las “Órdenes de la guarnición y comandancia del campo de concentración de Auschwitz 1940-1945”

Traducción de Claudio George, y del blog. Las notas entre [ ] son de este blog.

“Solo puedes sacudir la cabeza”

Norbert Frei es uno de los historiadores más reconocidos de la República Federal Alemana. Es profesor de Historia Moderna y Contemporánea en la Universidad Friedrich Schiller, en Jena, y dirige el Centro de Historia del siglo XX de Jena.

Panorama: Profesor Frei, los extremistas de derecha ven en el libro publicado por ustedes, “Órdenes de la guarnición y comandancia del campo de concentración de Auschwitz 1940-1945”, la última pieza del rompecabezas, la última pieza de la evidencia, sobre que no podría haber tenido lugar el exterminio masivo de los judíos, en el Tercer Reich. ¿La historia del holocausto debe ser reescrita? Sigue leyendo

Anuncios

Más de 10 años en línea

Terminando el año me doy cuenta de que el pasado 28 de abril este blog cumplió 10 años. Evidentemente, no soy muy de soplar velitas y celebrar aniversarios.

Comencé este espacio sobre todo con la idea que expresa su subtítulo, las relacciones entre el III Reich y la Wehrmacht. Por entonces, aún estaba muy extendida la idea de que las fuerzas armadas alemanas, salvo contadas excepciones, no habían tenido nada que ver con los crímenes perpetrados por el régimen nacionalsocialista. Que eran completamente apolíticas, limpísimas y honorables. Mi intención sobre todo, era difundir la lectura de fuentes originales, pero siempre han tenido más audiencia mis textos que no las palabras de Manstein, Reichenau, Blaskowitz, Himmler, Heydrich… sólo Hitler me disputa el liderazgo, dentro de mi propio blog. :-D

Captura de pantalla 2017-12-17.png

Búsqueda del mismo día en que se escribe esta entrada, 17-12-17. Y eso que Google había “arreglado” su algoritmo.  Lo cual me parece bien: son los usuarios de Internet los que llevan a este resultado, que ni siquiera asegura la idoneidad de los tres primeros. Google no es culpable de nada.

En definitiva, estos 10 años se me han pasado volando. El mayor problema de este espacio ha sido mi falta de regularidad, pues aquí detrás no hay un “equipo de espertos judíos”, y tampoco lo mantienen el oro de Moscú, ni el de Tel Aviv, sino mis ganas y mi tiempo libre.

Sigue leyendo

…Y el martirio que no llega: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (3 de 3)

Viene de aquí (uno) y de aquí (dos).

olvidado

Una de las perlas del razonamiento “revisionista”. El Instituto de historia contemporánea de Múnich publica como libro un material desconocido… y como los expertos “revisionistas” se pasan trece años (no diez) sin enterarse, eso significa que “permaneció olvidado en alguna parte”. ¿En las librerías y bibliotecas públicas de Alemania?

El entrevistador, que nunca muestra su cara en pantalla, da la impresión de ser un joven, que deliberadamente quiere provocar los sentimientos maternales de Haverbeck; su ignorancia de la materia, las preguntas ingenuas, y la continua exposición de tópicos (¡Hitler es el mayor criminal de la historia!) puede que sean fingidas, pero consigue que doña Úrsula haga como que se lo cree, y que caiga —sólo hasta donde le interesa—  en afirmaciones más o menos escandalosas. Pero sin pasarse.

entrevistador.png

Por ejemplo, cada vez que el entrevistador intenta llevarla hacia el elogio puro y duro de Hitler, Haverbeck se escabulle hacia la moderación y la contemplación de zonas comunes.

hitler-cosas-buenas.png

Lo que le interesa es que Haverbeck se retrate haciendo unas declaraciones lo más brutales posibles, alabanzas a Hitler incluidas. Aunque dudo que se esperase también un antisemitismo tan primario, más medieval que moderno. Sigue leyendo

En busca del martirio: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (2 de 3)

La extremista de derecha Ursula Haverbeck fue nuevamente condenada por incitación. Su abogado Wolfram Nahrath había exigido la absolución

Ursula y su abogado en decenas de procesos y apelaciones, Wolfram Nahrath. Nahrath es miembro del NPD, la Heimattreue Deutsche Jugend, y fue presidente de la Wiking-Jugend hasta su prohibición en 1994.

(Viene de esta primera parte).

Resulta muy sencillo encontrar los vídeos “prohibidos” en los que Úrsula Haverbeck supuestamente desmonta el holocausto. Sólo en YouTube hay 26.700 copias, de los que unos 14.000 tienen subtítulos en inglés, y 5.500 en español. Varios son declaraciones que la misma Úrsula hace ante la cámara y que difunde desde su propio canal, pero los vídeos fundamentales, los más promocionados, son montajes de la entrevista que le hicieron en Panorama, un espacio de la TV1 alemana (Das Erste) que se emitió el 23-4-2015 a las 21:45. Parece que seguido de una réplica en la misma emisión Norbert Frei de la que aquí hay un resumen. La entrevista entera dura 48:55, pero hay diversas versiones, desde 30 a sólo dos o tres minutos. Me he tragado y me centro, por supuesto, en la versión completa, pero también he visto la de 30 minutos, que ofrece un interesante montaje, pues permite identificar los puntos más débiles de Haverbeck… desde el punto de vista de sus seguidores. Por este motivo también me centro en exclusiva en los subtítulos, sin meterme en si están bien o mal hechos. Aunque ya de entrada se perciben errores, que revelan que han sido retraducidos del inglés, lo que importa es la percepción que tienen los hispanohablantes de esta(s) entrevista(s), a través de estas versiones subtituladas.

Los argumentos que emplea la gran oradora que consideran que es Úrsula Haverbeck, en tan reproducidas piezas audiovisuales, revelan un uso realmente pobre de la lógica. Por resumirlo rápidamente:

  • Creo que dos contables rubios son deshonestos. De lo que deduzco que;
    • Todos los rubios contables son deshonestos.
    • Todos los contables son deshonestos.
    • Y, por supuesto, todos los rubios son contables.

Sigue leyendo

En busca del martirio: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (1 de 3)

Foto- Oliver Schwabe_wn

La autoritaria policía alemana indica a Úrsula cuál es su sitio. Foto: Oliver Schwabe, Westfalen-Blatt.

Desde hace un par de años los que tenemos puesta una alerta sobre noticias de este tipo nos llega con una frecuencia pasmosa lo que aparenta ser un tremendo disparate: la venerable ancianita alemana condenada a ir a la cárcel por negar el holocausto. No, no es que sea siempre la misma noticia,  repetida para rellenar cada poco en distintos sitios; es que la venerable anciana ha sido, en efecto, juzgada y condenada ocho veces ¡desde el 2004! a varias penas de multa y cárcel, por negar el holocausto. Antes de llenarnos de indignación,  habrá que señalar que a día de hoy (noviembre de 2017) la señora Haverbeck ha recurrido todas las sentencias, y aunque parece que ha pagado alguna multa, no ha sido internada en ningún centro penitenciario.

Sigue leyendo

El ejército multinacional de las Waffen-SS (y 3)

waffensslange-ingl

Cartel para el reclutamiento de voluntarios flamencos para las Waffen SS. Es de 1943, pero no llama a la cruzada anticomunista, sino que dirige la atención sobre los malvados ingleses, que quieren poner sus garras sobre Flandes.

(Continuación de las partes uno y dos)

Richmond, Virginia. Al final de la guerra,  en marzo de 1865, el desesperado Congreso Confederado llegó a discutir la conveniencia de armar y reclutar ejércitos de esclavos negros para que combatieran por el sur. No era la primera vez que se debatía la propuesta públicamente. Hay que tener en cuenta que, según el censo de 1860, los estados rebeldes del sur contaban con una población de 9,1 millones de habitantes, de los que eran esclavos 3,5 millones, un 39% de la población. Aparte había 132.760 free colored, negros libres, al inicio de la rebelión. De todas formas el final de la guerra el 9 de mayo de 1865 zanjó la cuestión.

Sigue leyendo

El ejército multinacional (y multirracial) de las Waffen-SS (2)

An_African_soldier_or_'Askari'_on_guard_duty_at_No._23_Air_School_at_Waterkloof,_Pretoria,_South_Africa,_January_1943._TR1262

¿Assegai o lanza? “Askari” vigilando la escuela de aviación nº 23 de Waterkloof, Pretoria, Sudáfrica, enero de 1943. Fuente, Wikimedia Commons.

(Continúa esta entrada anterior)

Desde su fundación por Holanda a finales del siglo XVIII, la colonia del Cabo ha tenido alguna unidad militar formada por tropas no blancas.

Aunque  en el ejército de la Sudáfrica del Apartheid sólo los hombres de raza blanca estaban sujetos al servicio militar obligatorio, asiáticos y mestizos podían presentarse como voluntarios, aparte del famoso 32 batallón, formado mayoritariamente por negros angoleños con oficiales blancos, para luchar contra el FNLA.  Durante la segunda guerra mundial, al igual que en la primera, Sudáfrica reclutó voluntarios negros para servir en unidades de entrada no combatientes, como zapadores o transporte, pero terminaron armando a varios batallones no sólo para custodiar aeródromos con lanzas, sino para trasladar prisioneros y vigilar sus campos de internamiento. De 1940 a 1945 sirvieron en él unos 23.000 hombres. La unidad fue disuelta en 1950 por la victoria del National Party, pero volvió a crearse en 1963, permaneciendo ya hasta el final del apartheid.

¿Alguien se imagina que todo esto fuera utilizado como argumento para decir que la Sudáfrica del apartheid no era “tan” racista, que lo de negar derechos políticos a los negros, los batustanes, etcétera, en realidad era para proteger a los pobres negritos de los malvados comunistas, que desde Angola lanzaban sus malvados influjos sobre los inocentes hotentotes, bantúes y xhosas, en forma de cubanos y tanques? Pues algo parecido pasa con las Waffen-SS, que de élite racial se transformó primero en una especie de “legión extranjera” para todo tipo de “germánicos” sin nacionalidad alemana, para terminar convirtiéndose en un supuesto “ejército europeo”, aunque no hacía ascos a incluir entre su personal a prisioneros de la India británica, o a todo tipo de nacionalidades soviéticas.

Sigue leyendo