En busca del martirio: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (1 de 3)

Foto- Oliver Schwabe_wn

La autoritaria policía alemana indica a Úrsula cuál es su sitio. Foto: Oliver Schwabe, Westfalen-Blatt.

Desde hace un par de años los que tenemos puesta una alerta sobre noticias de este tipo nos llega con una frecuencia pasmosa lo que aparenta ser un tremendo disparate: la venerable ancianita alemana condenada a ir a la cárcel por negar el holocausto. No, no es que sea siempre la misma noticia,  repetida para rellenar cada poco en distintos sitios; es que la venerable anciana ha sido, en efecto, juzgada y condenada ocho veces ¡desde el 2004! a varias penas de multa y cárcel, por negar el holocausto. Antes de llenarnos de indignación,  habrá que señalar que a día de hoy (noviembre de 2017) la señora Haverbeck ha recurrido todas las sentencias, y aunque parece que ha pagado alguna multa, no ha sido internada en ningún centro penitenciario.

Úrsula Haverbeck a sus 89 años es toda una activista, tanto de la negación del holocausto como contra la ley alemana que persigue esa negación. Más que en Alemania,  es famosa fuera de ella, o por lo menos eso parece si se comparan las cifras de visionado de sus videos. En su canal de YouTube hoy (noviembre de 2017) apenas tiene 2.627 suscriptores, mientras que sólo uno de los muchos que albergan su mismo material con subtítulos en español tienen 34.000. Las cifras de visionado de cada uno de esos vídeos (6.610 piezas alojadas sólo en YouTube) van de unos pocos miles a… 162.000 (en alemán), 347.000 (con subtítulos en inglés), y 60.000 (en español). No está mal para vídeos de 30-50 minutos en los que sólo se ve a una señora de ochentaypico años hablando en alemán.

El vídeo más visitado,  con diferencia, es un montaje realizado con el material emitido en Panorama de la TV1 (Das Erste) alemana, en la que se supone que demuestra de forma categórica que no hubo ningún holocausto. Curiosamente  tamaña conclusión no parece que haya sido  alcanzada por los telespectadores alemanes, sino por quienes ven la entrevista editada (no sé si de origen, o expresamente para YouTube), y por quienes presentan el video con subtítulos en otros idiomas.

El programa en cuestión fue criticado por servir de altavoz de los negadores del Holocausto, pero sus productores alegaron que la entrevista a Haverbeck tenía auténtico interés periodístico, y que sus afirmaciones eran fácilmente refutables por cualquiera. Al final, si, he decidido tragarme los dos videos más difundidos con subtítulos en español, algo más de una hora, pero antes de proceder a su análisis ¿que tal si averiguamos quién es esta señora, y qué ha estado haciendo antes de lanzarse a esta peculiar actividad?

copy dpa - nw

Los fotógrafos de la prensa alemana son especialmente ocurrentes. © DPA, Neue Westfälische.

¿Por qué doña Úrsula no ha sido famosa nacional e internacionalmente hasta una edad tan avanzada? Todo parece indicar que por haber sido durante la mayor parte de su vida la “mujer en la sombra” de Werner Georg Haverbeck (1909-1999) que ya con catorce años (en 1923) se unió a las embrionarias Juventudes Hitlerianas. Dirigente a escala local de diversas organizaciones del NSDAP, cuando este partido llega al poder Haverbeck está en la órbita de Rudolf Hess, aunque en 1934 cae en desgracia ante Robert Ley. En noviembre de 1936 ingresa en las SS y parece relanzar su carrera como educador, gestor, publicista y animador cultural dentro del nazismo, pero en 1938 vuelve a caer en desgracia. Durante la guerra trabajó para el departamento de propaganda del ministerio de asuntos exteriores, aunque al final parece que combatió en el frente oriental.

Después de 1945 Haverbeck se une a la Sociedad Antroposófica, una fusión del protestantismo evangélico con las corrientes espiritualistas orientales difundidas en Europa por Madame Blavatsky y gurús indios. De 1950 a 1959 fue  pastor de la Comunidad Cristiana (Christengemeinschaft, luteranos  antroposóficos) en Marburgo, y como tal en 1951 dio consuelo espiritual al jefe del Einsatzgruppe D Otto Ohlendorf antes de su ejecución. Se separa del movimiento y en los 60 se une al movimiento pacifista y antinuclear alemán. En 1963 funda, junto con la que sería su futura segunda esposa, Úrsula Wetzel, la asociación Collegium Humanum, una “Academia para el Medio Ambiente y la Vida”. En un principio ecologistas, pacifistas, y antropósofos disidentes, derivan hacia la “nueva derecha” en los 70, para terminar siendo prohibido en mayo de 2008 por considerarse un centro para la difusión del antisemitismo y la negación del Holocausto.

En 1970 se había casado en segundas nupcias con Úrsula, de nacimiento Wetzel. Úrsula había estudiado pedagogía, filosofía y lingüística, aunque ignoro (tanto yo como la wikipedia) si obtuvo algún título, y ha vivido en Suecia y Escocia. Después de la muerte de su esposo en 1999, asumió muchas de sus funciones. Antes de la caída del muro de Berlín habían iniciado sus contactos con el neonazi NPD, aunque después este partido ha negado cualquier vínculo. El aniversario de la  Kristallnacht, 9 de noviembre de 2003, Úrsula se convierte en la directora adjunta de la Asociación para la rehabilitación de aquellos perseguidos por negar el Holocausto (VRBHV) activa hasta su prohibición por inconstitucional en 2008.

Desde su primera condena por negar el holocausto de 5.400 € en 2004, Úrsula se ha dedicado a exhibir su ideología por los tribunales alemanes, en ocasiones siendo ella o sus asociados quienes inician las denuncias.

Ahora bien ¿Qué dice en ese vídeo tan famoso, aunque la televisión que lo emitió no lo consideró tan escandaloso? El problema, como en la inmensa mayoría de la argumentación “revisionista”, estriba en jugar con los tópicos sobre el holocausto de la cultura popular, y con la falta de conocimientos del común de los mortales en los detalles de la historia del holocausto, más allá de películas y alguna serie. (Continuará).

ursula-was-right

Con ella llego el escándalo. Foto de Neue Westfälische © Ulf Hanke.

Continúa en esta segunda parte. y termina en esta tercera.

Anuncios

13 pensamientos en “En busca del martirio: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (1 de 3)

  1. La locura de esta señora es tal, que mientras antiguos SS como Oskar Grönig eran juzgados, el se manifestaba fuera de los tribunales diciendo que estos ancianos habían confesado crímenes imaginarios, que jamás ocurrió lo que ellos vieron y oyeron!

    Le gusta a 2 personas

    • Cierto. No recuerdo ningún juicio contra verdugos o cómplices del holocausto en el que los abogados adoptaran como defensa el negar los hechos. Se niega la implicación del sujeto en las acciones genocidas, o su identificación… pero no se intenta “probar” la ausencia de cámaras de gas en Majdanek, que Auschwitz fuera exclusivamente un campo de trabajo, etc., aunque puedo estar equivocado. Muchas gracias por su comentario.

      Me gusta

      • Demonios, quise decir “ella” se manifestaba…Otro anciano que reconoció su culpa fue Reinhold Hanning, suboficial de las SS juzgado en 2016, quien testificó acerca de los asesinatos en Auschwitz, por supuesto ante las airadas protestas de frau Haberbeck.

        Le gusta a 1 persona

      • No recuerdo el nombre, pero me suena de un caso de los sesenta o setenta en que al acusado le ofrecieron esa defensa, y la rechazo como un disparate…. lo debí leer en la wiki en inglés hace mucho, recuerdo que eran varios párrafos de cita, calificando a los “revisionistas” de locos y estúpidos.

        Me gusta

      • Que yo recuerde, no estaba arrepentido porque consideraba que no había hecho nada malo. Por las noticias del juicio, parece que ahora ha cambiado de opinión, o por lo menos lo ha hecho de cara a su defensa. De todas formas, sabe de sobra que por su edad y por otros precedentes, no va a pisar la cárcel

        Me gusta

      • Efectivamente: Gröning declaró en el documental de Rees para la BBC:”Quisiera que ustedes me creyeran.Yo vi las cámaras de gas.Yo vi el crematorio.Yo vi las hogueras a cielo abierto.Me encontraba en la rampa cuando tenían lugar las selecciones. Quisiera que ustedes creyeran que estas atrocidades de verdad sucedieron, porque yo estaba allí”. Mensaje que personas como frau Haverbeck debiesen escuchar.

        Me gusta

  2. Pingback: En busca del martirio: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (2 de 3) | antirrevisionismo

  3. Pingback: …Y el martirio que no llega: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (3 de 3) | antirrevisionismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s