Más de 10 años en línea

Terminando el año me doy cuenta de que el pasado 28 de abril este blog cumplió 10 años. Evidentemente, no soy muy de soplar velitas y celebrar aniversarios.

Comencé este espacio sobre todo con la idea que expresa su subtítulo, las relacciones entre el III Reich y la Wehrmacht. Por entonces, aún estaba muy extendida la idea de que las fuerzas armadas alemanas, salvo contadas excepciones, no habían tenido nada que ver con los crímenes perpetrados por el régimen nacionalsocialista. Que eran completamente apolíticas, limpísimas y honorables. Mi intención sobre todo, era difundir la lectura de fuentes originales, pero siempre han tenido más audiencia mis textos que no las palabras de Manstein, Reichenau, Blaskowitz, Himmler, Heydrich… sólo Hitler me disputa el liderazgo, dentro de mi propio blog. :-D

Captura de pantalla 2017-12-17.png

Búsqueda del mismo día en que se escribe esta entrada, 17-12-17. Y eso que Google había “arreglado” su algoritmo.  Lo cual me parece bien: son los usuarios de Internet los que llevan a este resultado, que ni siquiera asegura la idoneidad de los tres primeros. Google no es culpable de nada.

En definitiva, estos 10 años se me han pasado volando. El mayor problema de este espacio ha sido mi falta de regularidad, pues aquí detrás no hay un “equipo de espertos judíos”, y tampoco lo mantienen el oro de Moscú, ni el de Tel Aviv, sino mis ganas y mi tiempo libre.

Sigue leyendo

Anuncios

…Y el martirio que no llega: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (3 de 3)

Viene de aquí (uno) y de aquí (dos).

olvidado

Una de las perlas del razonamiento “revisionista”. El Instituto de historia contemporánea de Múnich publica como libro un material desconocido… y como los expertos “revisionistas” se pasan trece años (no diez) sin enterarse, eso significa que “permaneció olvidado en alguna parte”. ¿En las librerías y bibliotecas públicas de Alemania?

El entrevistador, que nunca muestra su cara en pantalla, da la impresión de ser un joven, que deliberadamente quiere provocar los sentimientos maternales de Haverbeck; su ignorancia de la materia, las preguntas ingenuas, y la continua exposición de tópicos (¡Hitler es el mayor criminal de la historia!) puede que sean fingidas, pero consigue que doña Úrsula haga como que se lo cree, y que caiga —sólo hasta donde le interesa—  en afirmaciones más o menos escandalosas. Pero sin pasarse.

entrevistador.png

Por ejemplo, cada vez que el entrevistador intenta llevarla hacia el elogio puro y duro de Hitler, Haverbeck se escabulle hacia la moderación y la contemplación de zonas comunes.

hitler-cosas-buenas.png

Lo que le interesa es que Haverbeck se retrate haciendo unas declaraciones lo más brutales posibles, alabanzas a Hitler incluidas. Aunque dudo que se esperase también un antisemitismo tan primario, más medieval que moderno. Sigue leyendo

En busca del martirio: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (2 de 3)

La extremista de derecha Ursula Haverbeck fue nuevamente condenada por incitación. Su abogado Wolfram Nahrath había exigido la absolución

Ursula y su abogado en decenas de procesos y apelaciones, Wolfram Nahrath. Nahrath es miembro del NPD, la Heimattreue Deutsche Jugend, y fue presidente de la Wiking-Jugend hasta su prohibición en 1994.

(Viene de esta primera parte).

Resulta muy sencillo encontrar los vídeos “prohibidos” en los que Úrsula Haverbeck supuestamente desmonta el holocausto. Sólo en YouTube hay 26.700 copias, de los que unos 14.000 tienen subtítulos en inglés, y 5.500 en español. Varios son declaraciones que la misma Úrsula hace ante la cámara y que difunde desde su propio canal, pero los vídeos fundamentales, los más promocionados, son montajes de la entrevista que le hicieron en Panorama, un espacio de la TV1 alemana (Das Erste) que se emitió el 23-4-2015 a las 21:45. Parece que seguido de una réplica en la misma emisión Norbert Frei de la que aquí hay un resumen. La entrevista entera dura 48:55, pero hay diversas versiones, desde 30 a sólo dos o tres minutos. Me he tragado y me centro, por supuesto, en la versión completa, pero también he visto la de 30 minutos, que ofrece un interesante montaje, pues permite identificar los puntos más débiles de Haverbeck… desde el punto de vista de sus seguidores. Por este motivo también me centro en exclusiva en los subtítulos, sin meterme en si están bien o mal hechos. Aunque ya de entrada se perciben errores, que revelan que han sido retraducidos del inglés, lo que importa es la percepción que tienen los hispanohablantes de esta(s) entrevista(s), a través de estas versiones subtituladas.

Los argumentos que emplea la gran oradora que consideran que es Úrsula Haverbeck, en tan reproducidas piezas audiovisuales, revelan un uso realmente pobre de la lógica. Por resumirlo rápidamente:

  • Creo que dos contables rubios son deshonestos. De lo que deduzco que;
    • Todos los rubios contables son deshonestos.
    • Todos los contables son deshonestos.
    • Y, por supuesto, todos los rubios son contables.

Sigue leyendo

En busca del martirio: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (1 de 3)

Foto- Oliver Schwabe_wn

La autoritaria policía alemana indica a Úrsula cuál es su sitio. Foto: Oliver Schwabe, Westfalen-Blatt.

Desde hace un par de años los que tenemos puesta una alerta sobre noticias de este tipo nos llega con una frecuencia pasmosa lo que aparenta ser un tremendo disparate: la venerable ancianita alemana condenada a ir a la cárcel por negar el holocausto. No, no es que sea siempre la misma noticia,  repetida para rellenar cada poco en distintos sitios; es que la venerable anciana ha sido, en efecto, juzgada y condenada ocho veces ¡desde el 2004! a varias penas de multa y cárcel, por negar el holocausto. Antes de llenarnos de indignación,  habrá que señalar que a día de hoy (noviembre de 2017) la señora Haverbeck ha recurrido todas las sentencias, y aunque parece que ha pagado alguna multa, no ha sido internada en ningún centro penitenciario.

Sigue leyendo

Las primeras cifras del holocausto

final_solution_reitlinger_portada

La historiografía, es decir, la historia de la historia, puede resultar fascinante, pero es poco apreciada por el gran público. Es mucho más interesante para los lectores, por ejemplo, una historia de la guerra civil de los Estados Unidos, que no un estudio sobre cómo ha evolucionado su conocimiento en los 150 años que han pasado desde entonces.

Pero parece que hay una excepción a esta regla, en la internet del siglo XXI: la historiografía del holocausto

El primer estudio sobre el holocausto en inglés, publicado en Londres en 1953, en Nueva York en 1954, y traducido al alemán en 1956, es éste de Gerald Reitlinger: La solución final. El intento de exterminar a los judíos de Europa, 1939-1945, que se ha seguido reeditando hasta 1982, que yo sepa. El autor se fue preocupando de ir actualizando el libro en sucesivas reediciones hasta su muerte en 1979, reflejando la aparición de otros estudios y el descubrimiento de nueva documentación (por ejemplo, aún no se habían descubierto los informes de Koherr), pero manteniendo en lo esencial sus líneas maestras.

Sigue leyendo

Franciszek Piper declara sobre el vídeo de Cole ¡desde 1993!

Dada la continua repetición en los comentarios del interés por la figura de Franciszek Piper, en relación con la famosa entrevista guionizada, locutorizada, dirigida y montada por el inefable David Cole, (que confieso que acabo de tragarme entera), traduzco la carta que el señor Piper envió a una publicación en la que el joven señor Cole anunciaba la venta de copias de dicha cinta, de 1993. El texto original figura en: http://www.nizkor.org/ftp.cgi/people/p/piper.franciszek/press/daily.texan.1093

El doctor Piper, ya retirado, tiene un pequeño sitio web en polaco, en el que también ofrece la misma declaración.

Por hacer un comentario rápido del vídeo de Cole: la historiografía es machacona, y no miente. Cole sí. Se nota que es de 1992, justo tras la caída del muro y el derrumbe de la URSS. Se puede disculpar su ignorancia, pero no el empleo torticero de lo poco que sabe, acusando a quienes precisamente han desmontado las falacias de la propaganda soviética de haberlas mantenido. Dichas falacias (que también negaban, por cierto, que los judíos hubieran sido más perseguidos que los polacos, los uzbekos o los rusos) precisamente eran mucho más evidentes en 1988-98 que no ahora, porque salían en todos los periódicos, como los viajes de Juan Pablo II o el reconocimiento de la masacre de Katyn por las autoridades soviéticas. Cosas que ya se sabían en el mundo occidental desde los mismos juicios de Nuremberg. Ahora sirven para que los orgullosos “negacionistas” nos hablen de los “logros del revisionismo”. Criaturas.

Sigue leyendo

¿Son los “seis millones” una cifra simbólica, que se empleó en la primera guerra mundial?

2017-08-14

¡Repámpanos! ¡Aquí pone cinco millones de judíos!

Una de las novedades del discurso revisionista desde que existen las hemerotecas digitales, sin duda fruto de su falta de sentido común, ha sido sorprenderse al saber que la palabra “holocausto” existía antes de la segunda guerra mundial. E incluso, cielos, que la cifra de “seis millones” se ha utilizado antes.

Aclaremos el primer asunto consultando el diccionario de la Real academia de la lengua española: la palabra viene del latín tardío, y este del griego; para ser más precisos, fue una creación de los traductores del Antiguo Testamento del hebreo y el arameo al griego koiné en los siglos III y II antes de Cristo,  realizada para los judíos de la diáspora que sólo hablaban griego. Así que sí, es un término con bastante uso antes del siglo XX. De hecho, parece que su primer uso moderno como sinónimo de matanza genocida lo hizo Churchill… en relación con la matanza de armenios en el imperio otomano durante la primera guerra mundial , y de hecho los judíos llevan años intentando que se emplee el término Shoá (eh hebreo catástrofe, más o menos) sin demasiado éxito.

Lo segundo es aún más peliagudo. Parece que si alguien escribió algo antes sobre seis millones de judíos en peligro antes de 1945, está confirmando la idea de que los “seis millones” es una cifra simbólica que llevan utilizando los israelitas desde el alba de los tiempos para quejarse cuando que los persiguen, o que, por lo menos, ya estaba de moda en la primera guerra mundial…

Sigue leyendo