Oficiales de las Waffen SS que también sirvieron en campos de concentración, exterminio, y Einsatzgruppen

Entre los aficionados a la historia militar, en ocasiones existe cierta confusión sobre si los miembros de las SS armadas (SS-Verfügungstruppe, más adelante Waffen-SS) eran simplemente soldados profesionales, y que no tenían nada que ver con el personal de los campos de concentración (SS-Totenkopfverbände)  o las SS “normales” (SS Allgemeine) Es decir, si las siglas comunes eran algo así como una simple coincidencia, y que el personal de una organización no tenía que ver con el de las otras. Que Theodor Eicke, primer inspector del Konzentrationslager  muriera como comandante de la división Totenkopf es una coincidencia. Que Joaquim Peiper sirviera entre enero y marzo de 1936 en Dachau, y que como adjutant administrativo de la oficina de Himmler, participase en la planificación de la administración de Polonia, y visitase con él campos de concentración, guettos, etc., no quita que después fuera un destacado oficial de combate.

A continuación reproduzco dos tablas con los oficiales de las Waffen SS que a su vez sirvieron en campos de concentración, incluso de exterminio, así como en los Einsatzgruppen. El servicio en estas unidades se daba tanto antes como después de estar destinados a unidades de combate, y los motivos podían ser muy diversos: personal destinado al frente oriental como castigo, heridos incapacitados para el servicio en el frente,  o simple necesidad de sus capacidades profesionales, según las circunstancias de cada uno. Por ejemplo, Josef Mengele, el famoso médico de Auschwitz desde 1943, fue reclutado en 1940 por la Wehrmacht, y fue voluntario a las Waffen SS, sirviendo en la 5º SS Division “Wiking”, donde ganó la cruz de hierro de 2º y 1º clase. Una herida en una pierna hizo que en 1942 se le declarara no apto para el frente.

Por supuesto esta tabla cuenta sólo los oficiales, no suboficiales y tropa, que también sirvieron en  la ejecución del genocidio. El Einsatzgruppen A,  por ejemplo, adscrito al grupo de ejércitos Norte, de 990 integrantes 340 pertenecían a las Waffen SS. Otro tercio era de las distintas policías del Reich, y el restante de personal de servicio (conductores, intérpretes, operadores de comunicaciones…) suministrados por la Wehrmacht.

Habrá que recordar que uno de los objetivos declarados de las Waffen SS era proporcionar a las fuerzas policiales el prestigio que entrañaba el participar en combate, y que nadie pudiera reprocharles que se habían dedicado a labores de retaguardia mientas la nación luchaba en el frente. En cuanto a las unidades extranjeras, en su inmensa mayoría oficiales y suboficiales eran alemanes o volkdeutsche. Al final de la guerra muchos batallones de policia auxiliar o servicios uniformados de poblaciones del este (estonios, letones. ucranianos, en menos proporción lituanos) pasaron en batallones enteros de servir en campos de concentración o labores antipartisanas a las Waffen SS. Esto no significaba que se convirtieran en miembros de las mismas de pleno derecho, sólo que servían en ellas; en muchas ocasiones no llevaban en el cuello las runas SS, sino símbolos nacionales. Sus miembros condecorados, incluso los escasos oficiales y suboficiales, no se inscribían en el libro de honor de las Waffen SS.

Número

División

Oficiales que sirvieron en Kz/ Ks / campos de  exterminio

Oficiales que sirvieron en Einsatzgruppen

«Leibstandarte Adolf Hitler»

16

3

«Das Reich»

39

1

«Totenkopf»

159

1

«Polizei»

29

3

«Wiking»

45

«Nord»

57

«Prinz Eugen»

23

«Florian Geyer»

28

1

«Hohenstaufen»

22

2

10ª

«Frundsberg»

20

11ª

«Nordland»

12

12ª

«Hitlerjugend»

6

1

13ª

«Handschar» (Kroatische Nº 1)

9

14ª

«Galizische» o Galicia (Ukrainische Nº 1)

5

1

15ª

Lettische Nº12

5

16ª

«Reichsführer-SS»

17

1

17ª

«Götz von Berlichingen»

15

18ª

«Horst Wessel»

7

1

19ª

Lettische Nº2

3

1

20ª

Estnische Nº1

7

1

21ª

«Skanderbeg»

4

22ª

«Maria Theresia»

3

23ª

«Kama» (Kroatische Nº 2) Fue disuelta a finales de 1944. Los restos se trasladaron a la Nederland, con el mismo número 23.

5

23ª

Nederland, formada tras la disolución de la división 23ª “Kama”.

24ª

«Karstjäger»

1

25ª

«Hunyadi» (Ungarische Nº 1)

2

26ª

«Hungaria» (Ungarische Nº 2)

3

27ª

«Langemarck» (Flämische Nº 1)

5

28ª

«Wallonien»

0

29ª

(anteriormente «Brigada Kaminski», Russische Nº 1)

3

1

29ª

Italienische Nº 1

30ª

Russische Nr. 2

2

30ª

Weißruthenische Nº 1

2

31ª

31ª SS-Freiwilligen Grenadier Division

2

32ª

«30 Januar»

33ª

Ungarische Nº 3

33ª

«Charlemagne»

1

34ª

«Landstorm Nederland»

6

35ª

35ª SS-Polizei Grenadier Division

1

36ª

36ª Waffen Grenadier Division der SS

7

1

37ª

«Lützow»

0

38ª

«Nibelungen»

0

1

Glodsworthy, Terry: Valhalla’s Warriors: A history of the Waffen SS. Dog Ear Publishing. Indianapolis, Indiana, 2007 (muestra dos tablas separadas). Su fuente son los libros de French L. MacLean: The Camp Men: The SS Officers Who Ran the Nazi Concentration Camp System y The Field Men: The SS Officers Who Led the Einsatzkommandos – the Nazi Mobile Killing Units, Schiffer Military History, 1999 y 2001. De unos mil cien oficiales SS estudiados por Maclean con responsabilidades en el sistema concentracionario, unos quinientos habían servido en el frente, en las Waffen-SS. Las cifras no son definitivas, por ejemplo recientemente Charles Trang ha ampliado el número de oficiales  de la Totenkopf implicados de los 159 de MacLean a 259 en Totenkopf Archives,Editions Heimdal, Damigny 2011, pg. 277-285.

Anuncios

Malmedy, Dietrich y Peiper. El célebre artículo “de” Van Roden

(Viene de Joachim Peiper y “la” matanza de Malmedy y La masacre de Malmedy: Primeras alegaciones).

En febrero de 1949 apareció en la revista The Progressive, un artículo firmado por el juez Van Roden, titulado “Atrocidades americanas en Alemania”, cuyo contenido reproduce toda web “revisionista” que se precie, sin que den importancia al hecho de que el escritor no niega que los crímenes juzgados realmente tuvieron lugar. Si se desea leer íntegra, basta con que teclee en un buscador “carta Van Roden”, y aparecerá en distintos enlaces. También suele resucitarse en los foros de historia militar, así que no aparece exclusivamente en páginas revisionistas.

Lo que más llama la atención del artículo son los párrafos que dicen que

Todos menos dos de los alemanes, en los 139 casos que nosotros investigamos, habían sido golpeados en los testículos más allá de cualquier reparación. Este era el Procedimiento Normal de Operaciones de los investigadores americanos.

Para cuando se publicó este artículo, 5 de los 29 condenados a muerte que la comisión había recomendado conmutar a cadena perpetua habían sido ejecutados.

Sigue leyendo

“La” masacre de Malmedy. Primeras alegaciones

(Viene de Joachim Peiper y “la” matanza de Malmedy)

Peiper y Dietrich se retractaron de sus declaraciones, pero el testimonio de varios de sus subordinados hizo que los condenaran. El abogado de la defensa, el teniente coronel Willis M. Everett, que estaba seguro de que eran culpables, convenció a varios SS para que no declararan contra sí mismos. Por el contrario, Joaquim Peiper, se ofreció voluntariamente a responsabilizarse de todo si con ello se absolvía a sus hombres, oferta que fue rechazada por los jueces. Este gesto de Peiper no impresionó demasiado al tribunal, pero sí a Everett, un “gentleman” de una de las mejores familias de Atlanta, que dedicaría durante años grandes esfuerzos a favor de los acusados. Las condenas: 73 procesados de la 1º SS Leibstandarte, todos excepto uno culpables. La mayoría condenados a muerte, el resto a condenas de prisión, de perpetua a 20-10 años. El detalle de las condenas en este enlace.

Sigue leyendo

Joachim Peiper y “la” matanza de Malmedy

Recientemente una revista de Historia militar (Serga nº 45) ha publicado un artículo sobre PeiperLa última batalla de Joachim Peiper” centrado en la muerte del antiguo militar nazi, asesinado el día de la Bastilla en su casa a las afueras un pueblo francés, (Traves, a unos 200 km de Alemania) el 14 de julio de 1977. Como siempre, se dan por probadas -e injustificables- las torturas durante su juicio. Como casi siempre, se pasa de puntillas sobre el tema de si fue o no criminal de guerra, como si el hecho de haber sido torturado (física, psicológicamente o ambas cosas) por los norteamericanos fuera el único punto de interés.El tema de “la” matanza de Malmedy no lo había investigado demasiado, más que nada porque daba por supuesto que incidentes de este tipo se dan en todo tipo de guerras, y que éste se había magnificado por la opinión pública norteamericana, alemana… y neonazi. Tampoco había leído ningún dato especialmente relevante sobre esta matanza (en singular).

Pero resulta que no era tan singular. Resulta que se dieron nueve diferentes en los seis días siguientes al primero de la ofensiva, del 17 al 22 de diciembre de 1944, y no sólo de prisioneros yanquis (parece mentira qué afán tenían por escaparse) sino también de civiles belgas, en Stavelot y Wanne.

Estos fueron los casos expuestos en el tribunal:

  1. 84 prisioneros norteamericanos en el cruce de cinco carreteras cerca de Baugnez, Bélgica, el 17 de diciembre de 1944 (ésta es “la” masacre de Malmedy, que saltó en todos los periódicos USA cuando se encontraron 72 cuerpos entre la nieve el 13 de enero. Otros 12 aparecieron con el deshielo).
  2. 50 prisioneros norteamericanos en los alrededores de Bullingen, 17 de diciembre de 1944.
  3. 19 prisioneros norteamericanos en Honnsfeld, Bélgica, el 17 de diciembre de 1944.
  4. 93 civiles en Stavelot, Bélgica, el 18 de diciembre de 1944.
  5. 31 prisioneros norteamericanos en Cheneux, Bélgica, el 18 de diciembre de 1944.
  6. 8 prisioneros norteamericanos en Stavelot, el 19 de diciembre de 1944.
  7. 44 prisioneros norteamericanos en Stoumont el 19 de diciembre de 1944.
  8. 5 civiles en los alrededores de Wanne, Bélgica, el 20 de diciembre de 1944.
  9. Cerca de 100 prisioneros norteamericanos en La Gleize, Bélgica el 18, 21 y 22 de diciembre de 1944.

Sigue leyendo