No se admiten espontáneos

Manstein en sus memorias, tras recordarnos lo disgustadísimo que estaba con la “Orden de los Comisarios“, y cómo no la cumplía mientras estaba al mando del  LVI Cuerpo Panzer (Grupo de Ejércitos Norte) nos cuenta que al llegar al estado mayor del 11º ejército (Grupo de Ejércitos Sur) por la muerte de su anterior comandante, allí tampoco se cumplía.

Que esta actitud mía era la normal y corriente en el Ejército, lo demuestra lo sucedido cuando me hice cargo del mando del Decimoprimer Ejército, pues que [sic] tampoco allí se dio cumplimiento a la “orden de los comisarios”. Los pocos que fueron pasados por las armas, no habían sido capturados en combate, sino en zonas de retaguardia, convictos de organizar o mandar partidas de francotiradores. No hicimos con ellos otra cosa que aplicarles las leyes de guerra.

Von Manstein, Erich: Victorias frustradas (Verlorene Siege, 1955. Traducción M. Picos Vilabella). Inédita,  Barcelona 2006 pg. 232.

Manstein fue nombrado comandante de este 11º Ejército el 12 de septiembre de 1941, al aterrizar el Storch de su predecesor en un campo de minas. Una de las unidades del 11º ejército, el XXX Cuerpo de ejército había distribuído la siguiente orden, a nivel de compañías, el 2 de agosto de 1941:

Participación de los soldados en las acciones contra judíos y comunistas.

Es necesario quebrar a cualquier precio la fanática voluntad mostrada por los miembros del partido comunista y por los judíos de detener el avance del ejército alemán cueste lo que cueste. Con el objeto de mantener la seguridad en el Área de Retaguardia del Ejército es necesario, por lo tanto, tomar medidas drásticas [dass scharf durchgegriffen wird]. Ésta es la tarea de los Sonderkommandos. Desafortunadamente, sin embargo, en una acción de este tipo ha participado personal militar. Por lo tanto, ordeno en el futuro:

Sólo pueden tomar parte en dichas acciones aquellos soldados a los que específicamente se les haya ordenado. Además, prohíbo a cualquier miembro de esta unidad participar como espectador. En lo que respecta al personal militar asignado para estas acciones, tiene que estar mandado por un oficial. El oficial debe encargarse de que las tropas no cometan excesos desagradables.

El comandante del XXX Cuerpo de Ejército {198. Infanterie-Division, 49. Artillerie Rgt. Stab (mot.), II./54. gemischter Artillerie-Abt. (mot.). I./77. schwere Feldhaubitzen-Abt.(t) (mot.)} era el Generaloberst Von Salmuth. Órdenes semejantes se impartieron también al 6º Ejército el 10 de agosto de 1941. Aunque el comandante de ese ejército era Von Reicheneau, estaba firmada por el mando de todo el Grupo de Ejércitos Sur, Von Rundstedt (NOKW-1654).  Rundstedt mandó otra orden semejante al mando del Área de Retaguardia de su Grupo de Ejércitos el 24 de septiembre de 1941. (NOKW-541)

Hilberg, Raul: La destrucción de los judíos europeos (The destruction of european Jews 1961-2002, traducción de Cristina Piña Aldao). Akal, Barcelona 2005. pg.355-56

Anuncios

Un pensamiento en “No se admiten espontáneos

  1. Pingback: No se permiten fotografías « antirrevisionismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s