No escribir “tratamiento especial” de los judíos

No hay que escribir "tratamiento final"

No hay que escribir "tratamiento especial". (original de http://www.ns-archiv.de)

El Reichsführer de las SS

Puesto de mando
10 de abril de 1943

Núm. 1573/43

[Sello en gótica] Secreto de estado

Tgb. Nr.
-V.

2 ejemplares
Ejemplar número 2

Al Inspector de estadística, camarada Korherr,

Berlín
El Reichsführer de las SS [Himmler] ha recibido su informe estadístico sobre “la solución definitiva de la cuestión judía en Europa” [“Die Endlösung der europäischen Judenfrage”, las comillas son del original]. Su deseo es que nunca se hable de “tratamiento especial de los judíos” [“Sonderbehandlung der Juden”]. El párrafo 4 de la página 9 puede quedar redactado así:

“transporte de los judíos de las provincias orientales al territorio del oriente ruso:

Fueron trasladados [Es wurden durchgeschleust]
por los campos en el Gobierno General…
por los campos en el Warthegau…

Ninguna otra formulación será admisible.

Le devuelvo adjunto el ejemplar del informe, ya contraseñado por el Reichsführer de las SS, rogándole corrija la mencionada página nueve y lo remita de nuevo.

El Obersturmbannführer de las SS

1 documento adjunto.

El documento adjunto era el informe estadístico de Korherr, con datos hasta el 31 de diciembre de 1942. Aquí disponemos de una traducción al inglés, de Roberto Muehlenkamp, aquí la transcripción del alemán, con las correcciones propuestas en esta carta, y aquí una reproducción de los originales.  Ya contamos en el blog con la carta de Himmler a Kaltenbrunner en la que Himmler muestra su satisfacción, la respuesta de Korherr, y una nueva versión del informe estadístico, de seis páginas y media, que estuvo lista para ser presentada al Führer el día antes de su cumpleaños.

Signatura No 5196. Traducción de Poliakov, León; Wulf, Jose.f: El tercer reich y los judíos. Documentos y estudios(Das Dritte Reich und die Juden, 1959. Traducción de Carlos Barral y Gabriel Ferrater) Editorial Seix Barral, Barcelona 1960 pg. 204.

El contexto tratado en pg. 630-32 de Friedländer, Saul: El tercer Reich y los judíos (1939-1945) Los años del exterminio(The Years of Extermination: Nazy Germany and the Jews 1939-1945. Traducción de Ana Herrera). Galaxia Gutenberg- Círculo de Lectores, Barcelona 2009.

Hilberg, Raul: La destrucción de los judíos europeos (The destruction of european Jews 1961-2002, traducción de Cristina Piña Aldao). Akal, Barcelona 2005. pg.1350-1352.

Transcripción del alemán.

Reproducción del original.

Lo más importante, que el número de judíos desplazados al este es el mayor que ha habido posibilidad humana de lograr

Se reproducen los textos resaltados del original, los subrayados tal cual, la introducción de espacios entre letras, como negrita. El texto entre corchetes son anotaciones de este blog.

El Reichsführer de las SS [Himmler]

Puesto de mando
10 de abril de 1943

Núm. 1573/43

¡Secreto de estado!

FP/V.

3 ejemplares
Ejemplar número 3

Al jefe de la Policía de Seguridad [Sicherheitspolizei] y del SD.[Ernst Kaltenbrunner]

Berlín

He recibido el informe estadístico del inspector de estadística sobre la solución definitiva de la cuestión judía.

Creo que dicho informe es susceptible de utilización en tiempos ulteriores, y justamente me parece muy adecuado para fines de camuflaje. [tarnung]. Por el momento no debe publicarse ni transmitirse.

Lo más importante para mí, ahora como siempre, que el número de judíos desplazados al este es el mayor que ha habido posibilidad humana de lograr. En los breves informes mensuales de la Policía de Seguridad, quiero se vaya consignando meramente el número de los desplazamientos de cada mes y el de judíos que queden en la fecha.

Poliakov, León; Wulf, Josef: El tercer reich y los judíos. Documentos y estudios (Das Dritte Reich und die Juden, 1959. Traducción de Carlos Barral y Gabriel Ferrater) Editorial Seix Barral, Barcelona 1960 pg. 203.

Transcripción del original alemán

Korherr envía su nuevo informe sobre “la solución definitiva de la cuestión judía” para que sea presentado a Hitler

El Inspector de Estadística.

Núm 48/43 Secr.

Berlín W35, 19 de abril de 1943.
Postdamer Strasse 61.

[Sello] Secreto de estado

Obersturmbannführer de las SS [más o menos, teniente coronel] Dr. R. Brandt,
Estado Mayor Pers. Del Reichsführer de las SS,

Berlín

Querido camarada Brandt [Rudolf Brandt, doctor en leyes, jefe de negociado de Himmler]:

Mi reciente informe sobre la solución definitiva de la cuestión judía, de una extensión de 16 páginas, fue por mí sometido al Reichsführer [Himmler], según éste me había ordenado verbalmente.

De acuerdo con la nueva orden del Reichsführer de 1 de abril de 1943, pidiendo al Jefe de la Policía de Seguridad y del SD la composición de un informe abreviado, con un balance neto, para presentarlo al Führer, hace unos días he entregado al RSHA el informe de 6 páginas y media cuya copia acompaño, para que se incluya en su informe de conjunto. Sigue leyendo

El informe estadístico de Korherr, versión abreviada

Informe Korherr corto pg.2

Segunda página del informe Korherr, versión corta

Finales del año 1942. Por primera vez en la guerra, las cosas van francamente mal para los ejércitos alemanes. Se espera que Stalingrado, y con él lo que queda del Sexto ejército, caigan de un momento a otro. Es el momento de recordar algún tipo de victoria a los ojos de Hitler. Himmler ha encargado varios informes estadísticos a la oficina de Eichman, que no se han conservado, pero que no ha sido de su agrado. Así que el 18 de enero de 1943 encarga otro al director de estadística de las Oficinas Centrales de las SS (SS-Hauptämter), Richard Korherr, para que elabore un informe sobre la “Solución final al problema judío”.  Una primera versión, de 16 páginas, computaba el total de los judíos “solucionados” a 31 de diciembre de 1942, fue remitida a Himmler el 12 de marzo de 1943. Esta sí se considera adecuada para presentar a Hitler, pero Himmler pide otra versión, abreviada y actualizada con los datos del primer trimestre de 1943, que fue remitida el 19 de abril de 1943, el día antes del cumpleaños de Hitler. También tenemos una serie de cartas intermedias entre Korherr y Himmler sobre detalles de estos dos informes.

Se reproducen los textos  tal cual están resaltados en el original, los subrayados son subrayados del original, la introducción de espacios entre letras, se ponen en negrita. El texto entre corchetes son anotaciones de este blog. El fragmente entre llaves {} es traducción de este blog, falta en la traducción de Barral y Ferrater.

[sello] Secreto de estado

LA SOLUCIÓN DEFINITIVA DE LA CUESTIÓN JUDÍA.

Informe estadístico.

Observación preliminar necesaria. Las estadísticas sobre los judíos tienen siempre que aceptarse con reservas, ya que el cómputo contiene siempre errores de detalle. Las fuentes de estos errores se encuentran en la naturaleza y en el desarrollo del judaísmo, sus peregrinaciones milenarias, las conversiones al judaísmo y los bautismos, las tentativas de asimilación y las mezclas con los pueblos que acogen al los judíos, pero sobre todo en los esfuerzos de los pueblos judíos para escapar a las estadísticas.

A fin de cuentas, los expertos en estadística, ya se a por la correspondencia entre raza judía y religión judía, ya por influencia de las concepciones confesionales del siglo pasado, aplican generalmente a los judíos un criterio religioso. Por las razones que acabamos de exponer, el criterio racial ofrece numerosas dificultades, tal como quedó demostrado en la tentativa de establecer un censo de los judíos de raza en Austria el año 1923 y con el empadronamiento alemán de 1939. Por lo común, las estadísticas de los judíos deben considerarse como un mínimo, y el error crece a medida que disminuye la proporción de la sangre judía. Sigue leyendo

Hitler no olvida sus “profecías”

La guerra empieza a no ir del todo bien en octubre de 1941. Los alemanes acaban de tomar Jarkov, pero no se avanza en Moscú, y hay fuertes contraataques en Leningrado. Parece claro que la URSS no se va a derrumbar antes del invierno. Hitler, en sus conversaciones de sobremesa, sabe perfectamente a quién debe culpar.

25 de octubre de 1941, por la tarde.

Invitados especiales: el Reichsführer SS Himmler y el SS Obergruppenführer Heydrich

Desde la tribuna del Reichstag profeticé a la judería que los judíos desaparecerían de Europa en caso de que no pudiera evitarse la guerra. Esta raza de criminales tiene sobre la conciencia los dos millones de muertos de la primera guerra mundial, y ahora ya centenas de millares. ¡Que no venga nadie a decirme que no se les puede acorralar en las regiones pantanosas de Rusia! Entonces, ¿quién se preocupa de nuestrso soldados? No importa tampoco que el rumor público nos adjudique el designio de exterminar a los judíos. El terror es saludable.

La tentativa de crear un Estado judío sería un fracaso.

Las conversaciones privadas de Hitler (Bormann-Vermerke) Traducción de Alfredo Nieto, Alberto Vilán, Renato Lavergne y Alberto Clavería. Editorial Crítica, Barcelona 2004.  Pg. 70.

Más referencias a su “profecía” en el diario de Goebbels el 27 de marzo de 1942, el 14 de diciembre de 1942, y en el discurso de Himmler el 5 de mayo de 1943.

Recuerdos de Polonia. Conversaciones indiscretas (4)

CSDIC (Reino unido) CRGG 169

Informe sobre los datos obtenidos de oficiales superiores (prisioneros de guerra) entre el 2 y el 4 de agosto de 1944 (TNA, WO 208/4363)

Sattler: Sí, hemos fusilado a gente. Empezó en Polonia en 1939. Se dijo que las SS causaron terribles estragos.

?Schlieben: Probablemente, ésa fue la razón de que destituyeran a Blaskowitz.

Sattler: Sí, por supuesto, y también a Klüchler, porque castigó severamente a unos SS que habían asesinado a gente. Inmediatamente se armó un gran escándalo,  tras él las SS consiguieron su propio tribunal especial, o sea, que los hombres de las SS sólo podían comparecer ante tribunales  militares de las SS, no ante los de servicio ordinario, mientras que hasta ese momento se suponía que las SS estaban bajo el mando de las Fuerzas Armadas. Esto se debió a la vergonzosa conducta de las SS en Polonia, porque las autoridades militares decían: «Este sucio sinvergüenza va por ahí fusilando a mujeres y niños; pena de muerte para él». Entonces llegaba Himmler y decía: «Ni hablar». Yo mismo lo experimenté.

Sponeck: Pero incluso antes de eso, no se nos permitía incoar procedimientos contra ellos. Conozco el caso del director de música de la Leibstandarte,  a quien expulsamos de su puesto porque mató a una gran cantidad de judíos como si sufriera una enloquecida sed de sangre. Le llevamos ante el tribunal militar de Hoth. Inmediatamente lo hicieron salir de la jurisdicción de Hoth, lo enviaron a Berlín, y luego volvió, siendo todavía director de música. Sigue leyendo

El Testamento político de Hitler… según Butz

Última página del testamento político de Hitler.

En todos los libros sobre el final del III Reich se citan los testamentos que Hitler dictó los últimos días de su vida, uno de carácter privado, y otro político, en el que además de nombrar a un sucesor, Döenitz, le dicta tanto la política a seguir como la composición de su gobierno, además de desheredar a los traidores Himmler y Göering, que han intentado negociar la paz a sus espaldas.

Nada más comenzar justifica su derrota. Por supuesto todo ha sido culpa de los judíos. Él sólo quería la paz:

Es falso que ni yo ni nadie en Alemania desease una guerra en 1939. Fue deseada y provocada exclusivamente por los políticos internacionales que procedían del grupo judío o trabajaban en defensa de los intereses judíos. Después de todos mis ofrecimientos de desarme, la posteridad no puede en modo alguno echar sobre mí la responsabilidad de esta guerra. Sigue leyendo

Himmler y sus Waffen SS

Desde 1934 estaba claro que Himmler preparaba a sus SS para crear su propio ejército privado, una guardia pretoriana más allá de la autoridad de la Wehrmacht, con capacidad de combate y leal sólo a su führer. Nadie debía acusar a sus policías, o a los guardias de los campos de concentración, de escabullirse del frente.

Los comienzos de esta “élite” no fueron muy prometedores, pero lo que les faltaba en experiencia o adiestramiento lo suplieron con su entusiasmo, y sufriendo más bajas que otras unidades. En Polonia, pese a su entusiasmo (o por el mismo) el regimiento motorizado de guardia de Hitler (el Leibstandarte de Sepp Dietrich) fue cercado y tuvo que ser rescatado por vulgar infantería. Al estar sometidos a la disciplina del ejército, éste se empeñó en juzgar a un policía y a un soldado de artillería de las SS por asesinar a una cincuentena de judíos. Fueron condenados a tres años. Pero no tuvieron que cumplir ni un solo día, ya que hubo una amnistía general para todos los casos de este tipo de “indisciplina,” antes de la campaña de Francia. Sigue leyendo

Los médicos de la Luftwaffe, agradecidos a Himmler

Otra muestra de la cordial correspondencia entre Himmler y los médicos de la Luftwaffe. Obsérvese cómo, en este caso, el médico sabe perfectamente que sus experimentos hasta ahora no tienen resultados prácticos, pero que está feliz de expresar su agradecimiento al poderoso Himmler.
Además anuncia que complementará la experimentación en Dachau con otras en un aeródromo en Alemania. No hay nada que esconder a los ojos del resto de la Luftwaffe.

10-10-1942
Señor ministro del Reich [Himmler]:
Mis más rendidas gracias en nombre de la investigación científica alemana en la rama de la medicina aviatoria, por la gran ayuda que usted ha prestado a los experimentos de Dachau y el interés con que los ha seguido: dichos experimentos han representado para nosotros un muy valioso e importante complemento de nuestros trabajos.
Sigue leyendo

Las excusas de Milch

En esta entrevista, realizada en Nuremberg el 28 de febrero de 1946, Milch se “defiende” ante en el entrevistador ya que sabe que el Tribunal de Nuremberg tiene documentos que contradicen sus declaraciones anteriores, semejantes a los del resto de oficiales y altos mandos. Él no sabía nada sobre el trato dado a los judíos o la existencia de campos de concentración. Todas esas cosas  eran responsabilidad de Hitler y Himmler. El entrevistador es León Goldhenson, médico y psiquiatra destinado en Nuremberg, compañero del más famoso G. M. Gilbert. Murió en 1960, y sus entrevistas se han publicado por primera vez en 2004, estando a cargo de la edición Robert Gellately, el autor de “No sólo Hitler” y “La Gestapo y la sociedad alemana”. Sigue leyendo