… Y finalmente lo consiguió. Haverbeck, “la abuela nazi”, ingresa en prisión.

180507-1401-97290753

Ursula Haverbeck en una de sus últimas apariciones en público. | © Foto: Bernd Thissen

La profecía no figura ente los dones con los que me ha distinguido la naturaleza. Después de intentarlo desde 2004, Úrsula Haverbeck, ya conocida internacionalmente como “la abuela nazi”, ha conseguido ser condenada a pena firme de cárcel, lo que supone una nueva oleada de atención de los medios ,tanto nacionales como internacionales, y una nueva oportunidad para difundir sus ideas, y de paso señalar la injusticia del código penal alemán que la condena.  Aunque el artículo 130 por el que ha sido procesada establece penas de hasta cinco años, Haverbeck ha juntado ocho cargos  para conseguir dos años de cárcel.

Por su edad y la duración de la pena, Haverbeck tendría casi de manera automática la concesión del régimen de “prisión abierta”, con lo que sólo tendría que ir al establecimiento penitenciario a dormir. Pero al no presentarse ante las autoridades el 23 de abril pasado, y por el contrario animar sus partidarios a emprender acciones en su defensa, parece que se lo ha puesto complicado a los jueces que deben decidir sobre esta cuestión.

No puede decirse que el ritmo de la justicia alemana haya sido diabólico. Tenía de plazo desde febrero hasta el 23 de abril para presentarse. Pero hasta el 4 de mayo no se emitió la orden de arresto. Y hasta el 7 no ha sido detenida en su casa en Vlotho, en el centro de Alemania.

casa-vlotho

El edificio sede del  “Collegium Humanum”, donde Haverbeck difundía la negación del holocausto, hasta su clausura el 2008.  © NW.

Ya hay convocadas manifestaciones de apoyo a su favor (y en su contra). ¿Cuál es mi opinión sobre todo esto? Pues que es una victoria para esta señora. La justicia alemana no puede dejar de aplicar sus propias leyes, que más que disuadir, animan a que este personaje se haya hecho un hueco en la prensa internacional. Si este tipo de conductas no les resultaran rentables económicamente, dudo que Haverbeck y sus conmilitones, como el inefable Valera, se dedicaran a estas tonterías. El martirio de la pena de prisión, más que disuadirlos, los anima a seguir el mismo camino, y les reafirma en sus apocalípticas ideas. La publicidad que reciben a cambio de sus condenas hace que les resulte rentable, y que busquen este tipo de procesos. Si las penas fueran económicas quizás no se solucionase el problema, pero por lo menos el estado gastaría menos recursos en estos personajes, y el altavoz mediático les sería menos rentable.

 

3 pensamientos en “… Y finalmente lo consiguió. Haverbeck, “la abuela nazi”, ingresa en prisión.

  1. Pingback: …Y el martirio que no llega: Ursula Haverbeck y la negación del holocausto (3 de 3) | antirrevisionismo

    • A veces con tanta tontería de “nuevo Orden”, transversalidad y demás, se nos olvida que el nazismo está en la extrema derecha, y que en ella hay gradaciones. Ediciones Fuerza Nueva estuvo a punto de publicar el informe Leuchter, y por internet tienes textos de Blas Piñar alabando a antiguos jerarcas nazis acogidos en España gracias a la generosidad del Caudillo. El Mediterráneo digital sólo recoge esa fecunda tradición de las relaciones entre extrema derecha española y nazismo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s