Más de un año en red

Hoy se ha cumplido un récord que no creo que sea muy común en otras bitácoras: superar los 1000 mensajes de spam rechazados. Ni me di cuenta que había pasado más de un año desde que empecé este blog tan atípico, tanto por su contenido como por la materia que trata, pero parece que de algo está sirviendo entre los aficionados “neutrales” al tema.

Al contrario de lo que yo me esperaba, tienen más visitas las entradas de artículos como 1945. La prensa española y la segunda guerra mundial (dos años y ya me parece flojo, qué cosas), que documentos que reúnen para los buscadores términos más “jugosos” como Manstein, Hitler, los campos y los judíos o Skorzeny ha mentido; a Mussolini lo he liberado yo.

Las traducciones de textos inéditos en español han sido las menos atractivas para visitantes y “comentaristas”. En lo que sí he acertado es en esperar que la entrada que más comentarios “cariñosos” iba a atraer sería Sobre esta página.

De los pocos que han merecido la pena dejar, sólo uno ha sido tan cansino como para seguir reclamando su “libertad de expresión”, pese a lo rápido que se ha desenmascarado a sí mismo. Explicar (a él y al resto) las diferencias entre una “página web”, un foro o un blog me parece tan superfluo como andar con definiciones de troll y spam. Lo que sí puede que empiece a tratar son temas como la definición de conocimiento científico frente a la “opinión”, la metodología de las ciencias sociales o la historiografía, sin limitarme necesariamente a Richard J. Evans o al período histórico del III Reich. Tranquilos, que no va a ser tan rollo como suena. Por ejemplo, intentaré recuperar una parodia de los métodos “revisionistas” que conseguía demostrar que no había existido nunca una revolución francesa. Después de todo, ha dejado menos documentos, y menos restos materiales. Todos los que vivieron los hechos han muerto, y la conspiración para inventar pruebas y falsificaciones abarcaría a menos gente, de menos naciones y continentes.

Lo cierto es que el tema de este blog intentaré que siga siendo el que aparece en el subtítulo: El III Reich y sus fuerzas armadas, los tópicos de “los ss malos” y “los de la Wehrmacht buenos”. Pero para qué voy a repetir lo que ya he escrito en tantos otros sitios. Lo que interesa a mis spammers es que tienen a alguien que se atreve a discutir sus dogmas, y además contesta a sus “comentarios”, basta que muestren una apariencia de racionalidad y un mínimo de honestidad personal e intelectual.

El “revisionismo“, tal como se entiende popularmente, es una de las pseudociencias que más daño hace entre sus seguidores, sólo superada por las pseudomedicinas. Pero lo que me parece más grave es que es la que más daño puede producir al resto de la sociedad, ya que siempre termina articulando una justificación para el odio racista o religioso.

En el ámbito cultural árabe-persa-musulmán es una creencia “respetable” y ampliamente difundida en todo tipo de medios, incluyendo radio y TV. Aunque a muchísima distancia, el ámbito hispanohablante seguramente sea el segundo. Los hechos tuvieron lugar en geografías extrañas; muchos tuvieron (tuvimos) gobiernos simpatizantes del Eje, o con amplias corrientes de opinión antinorteamericanas, que veían en el nazismo un aliado natural, todo esto combinado con un catolicismo preconciliar que mantenía el antisemitismo “tradicional”. Hasta la denuncia de una superviviente, Violeta Friedman, que tuvo que llegar al Tribunal Constitucional, no se llegó en la Ley Orgánica 4/1995, de 11 de mayo a definir como delito la apología del genocidio en España.

Pero ¿de qué sirve esto en Internet? Nizkor en definitiva nació de la trascripción de los primeros debates en los Newsgroups.  Los neonazis españoles, con su inteligencia característica, tardaron años en establecer sus portales en servidores fuera del alcance de las leyes europeas. Sin embargo, no hay foros al estilo de Codoh que intenten dar una imagen “respetable” del “revisionismo” en español. Hubo algún intento en Argentina, pero este tipo de temas simplemente no interesan demasiado al militante común, sólo como dogma de fe. Si se sienten acorralados en una discusión, en algún foro no moderado, sólo tienen dos respuestas: descalificar al adversario, que por supuesto es un propagandista a servicio de los “judíos” o invocar la “libertad de expresión”, porque claro, su opinión es tan válida como cualquier otra, ya sea sobre historia o sobre física de partículas: Hitler era tan bueno que no quiso emplear su bomba nuclear, esa es su opinión, y por ello son libres de difundirla por donde les apetezca. Les encanta ver multiplicado en Internet su “corpus” tradicional de libros y textos por el simple método de copiar y pegar. No importa que estén repletos de faltas de sintaxis y ortografía, no digamos ya  cosas peores. Lo que importa es difundir el mensaje. Pero por si acaso a alguno de sus discípulos les da por pensar, seguiré con estos temas en esta bitácora.

No faltan blogs, portales o revistas dedicados, con más o menos humor, a desenmascarar a diversos magufos o charlatanes varios, pero exceptuando traducciones parciales de Nizkor, estoy bastante solito en el Internet hispanohablante. En inglés la revista Skeptic trata de vez en cuando el tema, e incluso le dedicó un monográfico (con una portada bastante horrible, todo hay que decirlo; puede consultarse el interior aqui). Pero en español los bloggers que tratan la pseudohistoria están demasiado ocupados con pirámides y sábanas santas como para prestar atención a los neonazitos. Así que no me extraña que me consieren como responsable de todos sus males, a sueldo de Israel y de la conspiración judeomasónica tradicional.

Creo que nos falta un libro como éste sobre el “revisionismo”.

Anuncios

2 pensamientos en “Más de un año en red

  1. Felicidades por el año de blog.

    En lo que no estoy de acuerdo es en lo que has dicho de:
    “Las traducciones de textos inéditos en español han sido las menos atractivas” a mi por lo menos no, ya que librerias medio especializadas creo que no hay, y si voy a alguna libreria como mucho tendran 10 libros y 5 de ellos del Holocausto. Personalmente me interesan mucho mas las batallas y en segundo lugar el tema politico y tercero los campos de concentracion, el unico sitio donde tienen “mas” libros y que suelen traer es en el hipercor…y ni que decir que no voy a encontrar libros sobre Rudlof Hess o Doenitz o quien sea, (japoneses ni menciono). A menos que me los pida por internet o me desplaze 90 km a la tienda de militaria mas proxima y como me dijo la dueña la mayoria son en ingles o frances. (compre un libro sobre los cascos alemanes y es en frances)

    Solo hay que ver la Wikipedia la cantidad de traducciones que tiene… por ejemplo no hay nada relacionado con Peenemünde cuando dentro del museo tienen estanterias llenas de libros sobre el tema, pero claro no me los voy a comprar en aleman o ingles. Otro ejemplo tenemos el apartado de “Mittelwerk” acabe por modificarlo de lo penoso que era, eso si hice mas o menos lo que pude dejando el articulo lo mejor possible, ya que tampoco he visto ningun libro o articulo serio en español, solo en documentales y sin ser especificos…

    En españa me parece que llevan el lema de “si no hay españoles no hay libro”.

    Un saludo.

    Me gusta

    • Hombre, yo estoy hablando de las estadísticas a las entradas de este blog, nada más. En la columna de “Posts más vistos” rarísima vez se encuentran las traducciones que he realizado simplemente porque son libros que no creo que se publiquen nunca al español.
      Sobre tus problemas a la hora de encontrar libros sobre lo que te interesa, piensa que ahora da igual dónde vivas, con Internet puedes adquirir el que quieras, o si no te fías del comercio electrónico, hojear algún capítulo en la web de la editorial y encargar el que quieras en tu librería favorita. Aún más, si es en español puedes pedir que te lo soliciten en tu biblioteca como préstamo interbibliotecario.
      …De todas formas, incluso en Hipercor y similares se pueden encontrar libros sobre este tema; no hace mucho saldaron “el enigma Hess” de Planeta, la verdad es que me pareció muy malo y no pasé de la pg. 100, pero creo que es el único libro traducido sobre Hess en español en esta década.
      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s