Goebbels sobre la ingenuidad de los aliados de los nazis

16-marzo 1942

Las corrientes nacionalistas se intensifican también de una manera notable en todo el Este y especialmente en los antiguos estados bálticos. Sus habitantes se imaginaban, sin duda, que la Wehrmacht alemana iba a derramar su sangre para instalar gobiernos independientes en esos estados mosquitos, gobiernos que al finalizar la guerra, e incluso, antes de que terminara, podrían colocarse al lado de nuestros enemigos. Es una ingenuidad infantil que no puede impresionarnos en lo más mínimo. Tendríamos que tomar como modelo el régimen imperial del Káiser Guillermo si fuésemos a desarrollar una política tan torpe. El nacional-socialismo tiene mucha más sangre fría y es mucho más realista en todas las cuestiones. Hacemos únicamente lo que convienen a nuestro pueblo y en este caso el interés del pueblo germano consiste en el establecimiento de un riguroso orden alemán en estos países, sin prestar la menor atención a las reclamaciones, más o menos justificadas, de las pequeñas nacionalidades.
Joseph Goebbels: Diarios (The Goebbels Diaries. Edición de Louis P. Lochner) Traducción de Eduardo de Guzmán. Editorial Los libros de Nuestro Tiempo, José Janés director. Barcelona 1949. Pg. 140.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s