Hitler y los hispanos en “Mein Kampf”

Comencemos por “Mi lucha”, I parte, principio cap. 11, sobre la opinión que le merece la colonización ibérica de Sudamérica y Centroamérica. Este fragmento está tomado de la primera edición en castellano del libro, traducción anónima de 1935 por la editorial Araluce, autorizada por la editorial alemana Franz Eher de Munich. En realidad está resumida, pero es la más difundida, con diferencia, sobre todo en España, y la que se encuentra en cualquier librería de lance bajo múltiples sellos editoriales y portadas.

“La América del Norte, cuya población se compone en su mayor parte de elementos germanos, que se mezclaron sólo en mínima escala con los pueblos de color, racialmente inferiores, representa un mundo étnico y una civilización diferentes de lo que son los pueblos de la América Central y la del Sur, países en los cuales los emigrantes, principalmente de origen latino, se mezclaron en gran escala con los elementos aborígenes. Este solo ejemplo permite claramente darse cuenta del efecto producido por la mezcla de razas. El elemento germano de la América del Norte, que racialmente conservó su pureza, se ha convertido en el señor del Continente americano y mantendrá esa posición mientras no caiga en la ignominia de mezclar su sangre.”

Este párrafo es el tercero del capítulo 11 de la edición española,  mientras que es el noveno de la original.  Lo que sigue, en inglés, es el texto suprimido hasta el siguiente párrafo incluído en la edición en español. Proviene de la primera traducción completa al inglés de la editorial Hurst and Blackett LTD., marzo de 1939. Se traduce el primer párrafo, el más significativo:

En resumen, los resultados de mestizaje siempre son los siguientes: (a) El nivel de la raza superior queda rebajado; (b) comienza la degeneración física y mental, lo que lleva lenta pero firmemente hacia un agotamiento progresivo de la savia vital. Todo acto que origina  una evolución de este tipo es un pecado contra la voluntad del Creador. Y como pecado, este acto recibirá su castigo. Los esfuerzos del hombre para construir algo que contradiga la lógica de hierro de la Naturaleza le pone en conflicto con los principios a los que él mismo debe en exclusiva su propia existencia. Al actuar contra las leyes de la Naturaleza prepara el camino que le lleva al desastre.

[In short, the results of miscegenation are always the following:(a) The level of the superior race becomes lowered;(b) physical and mental degeneration sets in, thus leading slowly but steadily towards a progressive drying up of the vital sap. The act which brings about such a development is a sin against the will of the Eternal Creator. And as a sin this act will be avenged. Man’s effort to build up something that contradicts the iron logic of Nature brings him into conflict with those principles to which he himself exclusively owes his own existence. By acting against the laws of Nature he prepares the way that leads to his ruin. ]

Here we meet the insolent objection, which is Jewish in its inspiration and is typical of the modern pacifist. It says: “Man can control even Nature.”There are millions who repeat by rote that piece of Jewish babble and end up by imagining that somehow they themselves are the conquerors of Nature. And yet their only weapon is just a mere idea, and a very preposterous idea into the bargain; because if one accepted it, then it would be impossible even to imagine the existence of the world.The real truth is that, not only has man failed to overcome Nature in any sphere whatsoever but that at best he has merely succeeded in getting hold of and lifting a tiny corner of the enormous veil which she has spread over her eternal mysteries and secret. He never creates anything. All he can do is to discover something. He does not master Nature but has only come to be the master of those living beings who have not gained the knowledge he has arrived at by penetrating into some of Nature’s laws and mysteries. Apart from all this, an idea can never subject to its own sway those conditions which are necessary for the existence and development of mankind; for the idea itself has come only from man. Without man there would be no human idea in this world. The idea as such is therefore always dependent on the existence of man and consequently is dependent on those laws which furnish the conditions of his existence.

And not only that. Certain ideas are even confined to certain people. This holds true with regard to those ideas in particular which have not their roots in objective scientific truth but in the world of feeling. In other words, to use a phrase which is current to-day and which well and clearly expresses this truth: They reflect an inner experience. All such ideas, which have nothing to do with cold logic as such but represent mere manifestations of feeling, such as ethical and moral conceptions, etc., are inextricably bound up with man’s existence. It is to the creative powers of man’s imagination that such ideas owe their existence.Now, then, a necessary condition for the maintenance of such ideas is the existence of certain races and certain types of men. For example, anyone who sincerely wishes that the pacifist idea should prevail in this world ought to do all he is capable of doing to help the Germans conquer the world; for in case the reverse should happen it may easily be that the last pacifist would disappear with the last German. I say this because, unfortunately, only our people, and no other people in the world, fell a prey to this idea. Whether you like it or not, you would have to make up your mind to forget wars if you would achieve the pacifist ideal. Nothing less than this was the plan of the American world-redeemer, Woodrow Wilson. Anyhow that was what our visionaries believed, and they thought that through his plans their ideals would be attained.

The pacifist-humanitarian idea may indeed become an excellent one when the most superior type of manhood will have succeeded in subjugating the world to such an extent that this type is then sole master of the earth. This idea could have an injurious effect only in the measure according to which its application would become difficult and finally impossible. So, first of all, the fight and then pacifism. If the case were different it would mean that mankind has already passed the zenith of its development, and accordingly the end would not be the supremacy of some moral ideal but degeneration into barbarism and consequent chaos. People may laugh at this statement; but our planet has been moving through the spaces of ether for millions and millions of years, uninhabited by men, and at some future date may easily begin to do so again – if men should forget that wherever they have reached a superior level of existence, it was not the result of following the ideas of crazy visionaries but by acknowledging and rigorously observing the iron laws of Nature.

No es de extrañar que se quedara en el tintero. No es sólo que resultase, digamos, poco diplomático como para ser leído en la mayoría de países hispanoamericanos, sino que además estaba en contradicción con las tesis de buena parte de la extrema derecha española (Falange incluída) sobre el fecundo mestizaje de las Américas y la hermandad de todos los hispanohablantes.

Anuncios

8 pensamientos en “Hitler y los hispanos en “Mein Kampf”

  1. “es un pecado contra la voluntad del Creador”

    Luego siempre ponen a Hitler como ejemplo de que el ateísmo lleva al genocidio. Todos sabemos en realidad que el odio a los judíos como “asesinos de Cristo” es un cliché del cristianismo.

    Un saludo, Ismael

    Me gusta

    • De todas formas, entre los biógrafos de Hitler hay más unanimidad en la cuestión de su ateísmo “pseudonietzchiano”, que no en otras cuestiones como el sexo o si era buen o mal pintor. Por lo visto, ni coloquialmente ni en sus discursos empleaba la palabra “Dios” (Gott) sino circunloquios como “la providencia”, “la voluntad divina”, etc. Y en privado se permitía ser ferozmente anticlerical, se la tenía muy guardada a los obispos católicos y luteranos por sus protestas en la cuestión de la eutanasia.
      Por lo demás, el antisemitismo hitleriano era “moderno”, racista, no importaba la persona, lo que hiciera o lo que pensara, lo importante era “la sangre”. Una monja cuyos padres se hubieran convertido y educado desde siempre en el catolicismo seguía siendo 100 % judía para los nazis, no evidentemente para la Iglesia católica.

      Me gusta

      • En una ocasión, Hitler afirmó “Uno es cristiano o alemán.No se puede ser las dos.Toleraré temporalmente las iglesias(…)”
        El Tercer Reich,tomo 8,Time Life.
        Manipuló como nadie y de una forma espeluznante el cristianismo, se llegaba al extremo de entonar Horst Wessel Lied en las ceremonias religiosas mientras se bendecían swastikas o se alababa a Hitler. “Dios se ha manifestado mediante Adolf Hitelr”esa clase de cosas se decían.
        El nazismo, de Nietzsche,hizo propio El Anticristo.Estoy convencido de que el cristianismo habría muerto unas decadas despúes si los nazis hubieran ganado.Las SS lo veían como un invento judío. Y tenían su propia agenda pagana,celebrando el Yuletide o matrimonios al estilo germano pagano.
        Nietszche fue el climax de una generación de intelectuales y pensadores prenazis, organicistas,un ambiente muy favorable(y contradictorio con un país civilizado)lleno de antisemitismo,neopaganismo y ultranacionalismo en 1914,anticipaba de alguna manera 1933,siendo Versalles una coyuntura perfecta para que cualquier populista y charlatán mueva masas.
        Además,las ideas socialistas eran muy populares en esos años.Solo faltaba quitrle al marxismo ciertos aspectos liberales y así surgió el nacional socialismo.Importantes líderes nazis fueron alguna vez más o menos marxistas.Werner Sombart,Goebbels,Strasser,etc.
        Es bastante polémico el tema de los intelectuales y como ellos promovieron, aunque de manera indirecta, un clima favorable al nazismo.Y Heidegger fue un tremendo espaldarazo ,al menos en un comienzo.

        Me gusta

  2. Una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa. No confundir Nietzsche con NS. Por favor, que luego resultan modelos y gente de la farándula diciendo que el titanic lo hundieron los primeros nazis. Asi como tambien, si van a leer textos sobre filosofia, con el rosario o la biblia en la otra mano, esperando consejo… Mejor apagar la lámpara y guardar todo.

    Lo gracioso, la gente cree que cualquier persona con credencial del partido NS desde 1920s y años posteriores, fueron super nazis. Ese partido no hubiese sido lo que fue sin Hitler, y sus consejeros / apoyos, claro está.

    Ahora si, lo gracioso, líderes: Sombart? Goebbels? Strasser!!!?. Deberían usar un poco wikipedia, claro, sin ir a pensar que es una cuestión creada por el sionismo internacional para dominar la información pública.

    Me gusta

  3. Hace unos días descubrí estas páginas, encontrando algunas cosas interesantes, y otras no tanto, pero si mucho confusionismo particularmente entre los participantes de los comentarios. No tengo estómago para leer muchos escritos completos porque reflejan una ignorancia y total fruto de una época en la que la ciencia no estaba lo suficientemente desarrollada, particularmente la genética, ni la arqueología ni la arqueoantropología; por no hablar de la mezquindad superlativa de las ideas expresadas en ellos. El caso es que tal cantidad de prejuicios no resisten el mas mínimo análisis por parte del proyecto Genographics impulsado por NatGeo, cosa lógica ya que toda la teoría racial nazista solo perseguía lograr la adhesión fanática del pueblo ignorante, y para ello nada mejor que engordarles el ego con la patraña de lo de la “raza superior”.
    Para empezar el concepto de “ario” es confuso y erróneo. Procede de la camarilla nazi aficionada al ocultismo con Himmler a la cabeza, que como es sabido era ocultista. En aquellos tiempos había un fuerte movimiento ideológico ocultista que procedía mas o menos directamente de la teosofía, alimentado a su vez por varias sociedades secretas, de las cuales la de mas resonancia era la Golden Dawn. Dentro de estas creencias existe la teoría de las “razas”, que no tenía nada que ver con el concepto racial del nazismo ni estaba basada en ningún conocimiento científico, tan solo en tradiciones orales y escritas con un origen mas o menos antiguo. Según esta teoría, hubo seis “razas” que podrían equipararse a civilizaciones humanas con un cierto grado de desarrollo tecnológico, de las cuales para lo que estamos examinando nos interesa saber que la 5ª eran los atlantes y la 6ª los arios. Esta teoría se podría referir al hecho de que los atlantes desarrollaron una civilización altamente tecnificada, de lo cual no hay pruebas científicas concluyentes, aunque si indicios de peso. Como sabemos, la atlántida fue supuestamente sepultada por las aguas, hecho que pudo coincidir con el fin de la última glaciación hace unos 12000 años, al cabo de lo cual el nivel de los mares pudo subir varias decenas de metros, incluso mas de un centenar según diversos datos científicos. La civilización que recogió el testigo no puede restringirse a una sola área geográfica, pero le denominación de “ario” es sinónima de “iranio”, es decir, del área geográfica centroasiática que debido a posteriores migraciones ocuparon desde la zona que rodea el mar Caspio hasta la India. En realidad la denominación correcta es indoeuropeo, ya que por el estudio de los idiomas que han llegado hasta nosotros, el indoeuropeo original dio origen al persa (el iranio o ario), al griego, al romaní o gitano, y alguno mas, y tiene un origen común “emparentado” de alguna manera con el sánscrito, pudiéndose decir que eran idiomas o culturas hermanas. Los nazis ocultistas investigaron este origen, pero no cayeron, o si lo hicieron lo tergiversaron, en que los arios, los originales, racialmente no tenían que ver nada con los pueblos eslavos, y si mucho con los actuales habitantes de Irán, la India, e incluso con los gitanos. No deja de ser una cruel ironía que en su locura genocida contra estos últimos en realidad estaban exterminando a un pueblo íntimamente emparentado con los verdaderos arios.

    Por otra parte lo de la pureza de la raza es otra patraña. Genéticamente está demostrado que la variabilidad genética que produce la hibridación es positiva para la evolución y la adaptación al medio de los individuos hibridados, protegiéndolos contra enfermedades y taras, y favoreciendo la aparición de nuevos rasgos fenotípicos que dan impulso a los procesos evolutivos. Por ejemplo, recientemente se sabe que los primeros humanos modernos que salieron de África se hibridaron con los neanderthales que habitaban en el medio Oriente, primero, y Europa, después. Esta hibridación produjo individuos que se adaptaron mejor a las nuevas condiciones norteñas del viejo continente que lo pudieran hacer los originales que salieron de África. Es mas, se ha descubierto que por ejemplo, el fenotipo pelirrojo es típicamente neanderthal, no existía entre los humanos modernos salidos de África, muy semejantes a los actuales bosquimanos de Rhodesia o a los hatsabi de Tanzania. Y todos sabemos lo abundante que este rasgo, el pelirrojo, entre la población centroeuropea. Por no decir el fenotipo rubio, ya que al estar especialmente adaptados los neanderthales al frío, es muy posible que este rasgo típicamente europeo también fuera herencia suya. Conclusión: lo de que la hibridación produce individuos inferiores, otra patraña. Pero es que además, curiosamente, la raza pura del humano moderno aún se conserva íntegramente en algunas zonas del África subsahariana hasta el sur del continente, y ya sabemos la opinión de los nazis acerca de estos grupos humanos.
    Como última curiosidad, decir que se ha analizado el genoma de algunos descendientes de Hitler, descubriéndose un haplogrupo (una mutación indicativa de un cierto origen geográfico) muy común en el norte de África y el este del Mediterráneo, y no originario de ninguna zona europea. Esto apuntaría a reforzar la teoría del origen semítico de algún antepasado de Hitler, que por otra parte y según un biógrafo de la familia Rotschild, fue un miembro de esta familia el que mantuvo relaciones con la madre del padre del dictador. Es decir, el abuelo paterno de Hitler sería judío, del clan de los banqueros Rotschild de Viena, lo que explicaría el ascenso meteórico de este hombrecillo dentro del partido al que financiaron, y la protección de este clan familiar, tanto de la rama vienesa como de la parisina, durante la totalidad del periodo de vigencia del nazismo.

    Me gusta

  4. El catolicismo y el nazismo se chuparon las pollas mutuamente como refleja el Concordato Imperial. Hitler fue bautizado católico y nunca renegó de esa fe, las hebillas de los nazis portaban el nombre de Dios y sus condecoraciones eran simbolos cristianos como la Cruz de Hierro. Los católicos se dieron un beso de tornillo también con los fascistas de Mussolini con el Pacto de Letrán, mientras ya había leyes antisemitas en Italia, y no digamos con el fascismo nacionalcatólico de Franco que llegó a asesinar 10 veces más que Mussolini. La obsesión de Hitler con los judíos como explica en el Mein Kampf proviene no por su etnia o creencia religiosa sino porque en su fuero interno los identifica con los marxistas. Para él judíos y marxistas son lo mismo por eso decide exterminarlos.

    Me gusta

  5. Sinceramente encuentro re bueno el blog, para los que nos interesa conocer la historia y argumentar a algunos que no quieren asumir lo que pasó en el Holocausto.
    De todos me interesaria leer el Mein Kampf simeplemte para confirmar los disparates y confirmar la megalomania de este nefasto personaje. Mi gran cuestionamientones como logró que las masas le creyeran? Lo del levensbraun es solo una analogia para ponerse a la par con otros países europeos en la colonización. Y lo de la pureza racial otra charlatanería burda para justificar el exterminio.
    Saludos espero seguir leyendo tus articulos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s